Compartir la entrada

lunes, 28 de febrero de 2011

De las armas de destrucción civil en Gaddafi

Gaddafi Lo que acaba de ocurrir en el exterior, a partir de los hechos desatados con Túnez, tiene que ser aleccionador.  Si no aprendemos de esta, quiero decir, si no logramos ver la farsa que se mueve en el fondo del llamado “concierto internacional”, es porque estamos jodidos, redondeadamente jodidos de la mollera.

Todo empieza en el norte de África.  Arranca en Túnez con una revuelta.  Se contagia Egipto y cae Mubarak, ese hombrecito que, en palabras de Kissinger, fue la “mejor manera de alcanzar los objetivos de EEUU en la región”.  Por allá en Asia, en el llamado Oriente Medio (porque el revuelo pica y se extiende, y este mundo parece un entramado de vasos comunicantes), el rey jordano se enculilla  y cambia su gabinete, por si las moscas lo tumban a él también.

Obama El reguero levantisco se extiende por todo el ámbito musulmán, sea africano o asiático, allí donde la cultura árabe parece el factor común denominador:  Argelia, Baréin, Irán, Libia, etc.  Como si pudiéramos decir que se levanta un pueblo, una cultura, en voz de protesta contra los factores de dominio que, lógicamente, no le procuran ni bienestar ni felicidad.

Pero el asunto ha trascendido fronteras y se ha convertido en un efecto, llamados por muchos “Túnez”.  Por todos lados ha habido intentos de reproducir un “egiptazo”, o por lo menos ha servido para que muchos ciudadanos del mundo protesten por la fallas de sus gobernantes, sea de modo espontáneo o manipulado.  Hasta en China hubo un conato, sofocado ipso facto.   ¡Vaya, vaya!

ONU Sin ir muy lejos, por aquí cerca, en los EEUU, en el estado de Wisconsin, la gente se instaló en una plaza y empezó a protestar a su gobernador, quien, como todo capitalista, prostituyó los derechos laborales de miles de trabajadores a unos ricachones.  Y aquí mismo, señoras y señores, en Venezuela, unos muchachitos nalgas blancas, llamados JAVU, casi hacen el intento de morirse de hambre hasta que el “tirano se marche”, como es el fácil eslogan de los sueños opositores.  Los primeros por reivindicaciones sociales; los segundos, por mandato de agentes externos.

“¿No nos suena el cuento como la payasada de las armas de destrucción masiva de Irak para robarle su petróleo?”

El asunto a tener en cuenta es que en la mayoría aplastante de los países con protestas ─allá en la zona de los embrollos originarios─ sus gobernantes son aliados de los EEUU, lo cual nos lleva a concluir, primeramente, que el neoliberalismo y capitalismo hacen aguas en el contexto mundial, con sus política excluyentes y hambreadoras, moviéndole el piso a los gobernantes títeres de los EEUU diseminados por el planeta.

Otan El segundo punto es Irán y Libia, países en nada alineados con los afectos políticos o ideológicos estadounidenses:  no bien empezaron las protestas en Egipto, los EEUU y sus factores aliados empezaron a predicar que lo mismo debiera hacerse en estos países en contra de sus gobernantes (acuerdénse de la señora Clinton calentando la oreja de la oposición iraní).  Vaya, vaya, como si se dijera:  ¡Carajo, si se hunden mi aliados en la región, que se jodan los demás! Yo y el mundo, el mundo y yo..., o viceversa.

La reflexión, el paisaje donde tendríamos que ver a profundidad es este:  en la mayoría de los países mencionados hay y hubo protestas prolongadas, y hasta represión, pero el sistema de medios mundial se hizo de la vista gorda.  Pero apenas empezaron los rollos en Libia ─país petrolero, no precisamente proestadounidense─, se presentó la ONU y la OTAN con sus resoluciones y amenazas.  Los medios ─del sistema imperial─ dijeron que Gaddafi bombardeó a civiles con el ejército aéreo, así así sin pruebas y hasta quizás sin hechos, y sobre tal  base se toma la decisión de intervenir, atacar y, lo más seguro, invadir en breve.

A estas alturas muchos podrían poner en tela de juicio el presunto bombardeo...; pero ya la decisión de la ONU está tomada y los  EEUU colocan sus militares en posiciones.  Para el caso de facto, no importaría si fue cierta o falsa la especie (informativa o desinformativa).

Y, finalmente, la pregunta obligada:  ¿No nos suena el cuento como la payasada de las armas de destrucción masiva de Irak para robarle su petróleo?

Ya debiera quedar claro que la ONU ─institución planetaria─ en realidad defiende un sector e ideología del mundo y nada más.  Lo digo y me siento tonto con este hallazgo del agua tibia, como se dice, pero reflexiones como la que sigue aniquilan, a idiotas e inteligentes juntos:  Israel tiene años dándole trancazos a los palestinos y la ONU sigue allí, “bien, gracias”, silenciosa, vivita y coleando, como es el argot.  Y cosa grave la de Israel, porque se trata de un Estado atacando a otro, causal que licencia intervenciones desde el ángulo de la penalización política internacional.  Pero ya ustedes ven:  Libia, que no atacó a otro, que presenta un problema “interno”, lo será próximamente, según soplan los vientos.

¿Hasta cuando el doble rasero imperial, caramba?

lunes, 21 de febrero de 2011

De la cultura burrera de la oposición política venezolana

Burrera1 Este mundo se volvió loco, señores, y desde hace un tiempo, hecho que nosotros ─los simples mortales─ pasamos por alto para procurar, ¡cónchale!, transcurrir nuestras breves horas vitales lo más tranquilamente posible, disfrutando ─de ser posible─ de las simples cosas de la vida, como dice bellamente Mercedes Sosa en una de sus canciones.  Beberse un café en paz, charlar con un amigo, comer en familia, soñar..., en fin, lo que sea, en la medida de la capacidad de tranquilidad de cada quien y de su posibilidad de sueños.

Otros hablan del mundo al revés, de antiguo o desde la Edad Media, como sea una metáfora que se muere de la risa por sí sola colocando patas arribas a la lógica del mundo, su civilización, ese acervo cultural que tanto cuesta...  Si usted ve a un hombre con un burro sobre sus espaldas es seguro que se sonríe, mínimamente.  Aunque uno no sepa si el tal condenado cargador de burros se burla de nuestra inteligencia, pretende hacernos reír con su ocurrencia, lo hace para reírse él mismo o, sencillamente, nos envía su particular mensaje de desprecio.

Cuando oigo a alguien despotricar de nuestro país en la calle, colocando a la patria de Bolívar y tantos libertadores por los suelos, cual un coleto, pienso en dos cosas:  el tipo carga un burro encima y me quiere hacer reír, o es un pedazo de idiota de verdad que cree que cargar semejante animalito encima es el uso normal en este mundo.  ¡Vaina, entonces me engatillo, me pongo a la defensiva, no vaya a ser que el muy demente me tire semejante carga de brutalidad encima! Cosa que ocurrirá, invariablemente, si te pones a oír un poco más al rolo de loco en su drama y conclusión final:  se quiere ir de Venezuela dizque a fronteras mejores, como las de allá, de ultramar, EEUU, España, Europa, etc., donde presuntamente se vive mejor, aunque por tu mente, ciudadano revolucionario informado, vayan desfilando los índices de pobreza y desempleo de cada uno de esos lugares:  10% de desempleo en los EEUU, 19% en España y un promedio histórico desmejorado en Europa.  Venezuela, nuestro país, humildemente, en revolución, en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, marca un 6% de desempleo.

“En ello deberían pensar todos los pelabolas mentales que andan con su seráfico, alienante y alienado sueño americano”

Cuando veo a estos muchachos estudiantes de la llamada Juventud Activa Venezuela Unida (JAVU) hacer huelga frente a la OEA, “donde arriesgan sus vidas para reclamar la libertad de un grupo de criminales, asesinos y corruptos, diciendo que son ‘presos políticos”,¹ en verdad uno no sabe qué sentir, si eso se pudiera elegir a voluntad:  si reír viendo semejante burro sobre las espaldas de los manitas blancas, llorar por la locura del otro o enloquecer por causa de vivir en mundo tan enrevesado.  Los niveles humorales ─o humorísticos─ aumentan cuando uno piensa en los nombres de los presuntos presos o exiliado “políticos”:  Mazuco, Maraco, Pilieri, Eligio Cedeño, Afiuni, Esclusa, Zuluoga, Ortega, Simonovis, Forero, Vivas, Mezerhane... ¡Patear la mesa de la razón y empezar a reventar vidrios es lo que provoca, loco uno también, carajo, por tanta indignidad!

Pero vea lo máximo en materia tan burrera:  EEUU fomenta y financia a estas criaturitas de la sinrazón, procurando repetir un egiptazo en Venezuela, esforzándose con que estos muchachitos nalgas blancas sueñen con grandes extensiones de carpas que protestan, como las de la plaza Tahrir en Egipto, hasta que el “tirano” se vaya, pues, como allá ocurrió con Mubarak.  ¡Vaya, vaya, vaya!  Eso sí causa risa, a la mar de ridículo y destemplado, y más cuanto la realidad es que allá en los EEUU, intramuros, tienen el rancho ardiendo con una plaza de Tahrir que coge forma en Wisconsin (con solidaridad de otros estados, como Illinois, Michigan, Iowa, Minnesota, Kansas), progresivamente llenándose con carpas de cientos de empleados públicos y educadores a quienes el Estado busca cercenar sus prestaciones sociales en favor de los ricos.  Les leo dos consignas de los manifestantes, para que se meen de la risa (si es que no tienen otra necesidad fisiológica, y, ojo, respetando lo serio del reclamo):  "Protesto como un egipcio" y "Si Egipto puede tener democracia, por qué no Wisconsin”

En ello deberían pensar todos los pelabolas mentales que andan con su seráfico, alienante y alienado sueño americano, esa maltrecha pretensión de ideal de una época de oro que nunca fue..., ni que será, por los vientos que soplan.

 

Notas:
¹ Eva Golinger:  “Huelguista en Venezuela:  made en USA” [en línea].  En Centro de Alertas para la defensa de los pueblos. – 18 feb 2011. - [Pantalla 9]. - http://www.centrodealerta.org/?p=898. – Consulta:  21 feb 2011.

 

viernes, 11 de febrero de 2011

La pirámide invertida del Egipto

Egipto - cambios políticos Al momento de escribir las presentes líneas (11:00 am), Hosni Mubarak como que por fin cedió a la presión popular y marchó a una villa de su propiedad a la orilla del agua.  Mucho habría aguantado la presión.  Su vicepresidente, Suleiman (nombrado a raíz de la crisis), se quedaría en el poder, junto a un patente poder militar.  La palabra elecciones tiene que sonar con fuerza.

Es de resaltar lo último que se corrió como bola en el país de las pirámides:  el vicepresidente venía soltando la especie de que había amenaza de golpe militar.  Esto es, de no cesar la protesta...  Cartas..., técnicas de presión psicológica de última hora de los “anónimos” de siempre interesados.  Pero los manifestantes permanecieron y permanecen inamovibles en la plaza, como las mismas pirámides.  Con vías de comunicación on line o no, con Facebook o no, con INTERNET o no, inicialmente cortado por el régimen como una medida desesperada para frustrar las comunicaciones entre los manifestantes.  El primer golpe de Estado de la INTERNET en la historia, si no me corrige un sabio sabiondo.

Mubarak, el hombre con tres décadas en el poder, se va.  En el aire quedó la preparación que hacía de su hijo para que lo sucediera, como digna representación de las dinastías que en el mundo han sido.  Se va y el país cambia, según es el ánimo de los manifestantes.  No es que se va o el país cambia, es decir, no es aceptable que se vaya y un nombre cualquiera designado lo sustituya para que la situación esencial, estructura adentro, paradigmática, continúe igual.  Son brotes de cambios, de cansancio que germina en conciencia, muy próximos a una revolución...  Al menos se trata de la primera fase revolucionaria:  el reclamo, el cansancio, el alma abusada, la gente en la calle levantando su voz; faltaría ahora esperar por el feedback del poder: que será de él, que dirá, si a conciencia reflexiona y se enfoca en sí mismo, es decir, en sus bases populares y nacionales (como debe ser), o es obligado a ello.  Sería la fase dos, entrando ya en revolución.  El logro vendría cuando al pueblo reclamante se le tome en cuenta:  referendo, constituyente, modificación de leyes o constitucional, remoción de viejas estructuras internas, respeto a la libertad y a los derechos humanos, redistribución de la riqueza, reconfiguración del contexto internacional de Egipto, esto es, sus relaciones peligrosas o bien deseadas con el exterior. Como se llame: revolución socialista a lo europeo o revolución (no tan marxista) a lo árabe (Al-Ishtirakiya).

No es difícil imaginar de dónde vienen los tiros esos que anunció el vicepresidente, su amenaza de que las fuerzas armadas se hastiarían y golpearían al Estado, es decir, se formaría una junta militar y se empezaría también a disparar en la calle para poner el orden en casa, con la muy e histórica consecuencia de un gentío muerto. Hay que decir que es un sueño casi hecho realidad de quienes están tras bastidores.  Ya está la amenaza, y se sabe que el propósito es preservar la vieja estructura con el engaño viejo del maquillaje.  Viejo + viejo = nuevo. Punto. Okey, se va Mubarak, y queda Suleiman:  asunto arreglado, cambiado, y todo mundo en la calle a casita.  El Egipto aliado de los EEUU e Israel, el petróleo y gas bajo tierra, el casi imprescindible Canal de Suez con su paso transportante petrolero, ...todo igual, intocado, casi como lo dispusiera el creador desde el origen de los tiempos, casi como las pirámides, ad eternum...

La amenaza de las fuerzas armadas es un aviso de lo que vendrá.  Si se va Mubarak y asume el poder “otra” igual carga paradigmática, o sea, otro nombre Mubarak con diferente cuerpo, y la gente persiste por ello mismo en seguir en la en la calle..., en breve estarían las fuerzas armadas en la calle, disparando, porque dirán, engañosamente, que las masas ya habrán cumplido con sus objetivos de defenestrar a un tirano.  Nadie puede dudar de ello.  Es la carta última de las potencias aliadas del Egipto, de la Europa angustiada por su petróleo, del equilibrio contraarábigo en el Medio Oriente, del velado sionismo que se impone en el mundo (Palestina ahora es el planeta).  Ya avisaron.  Ya avisó el hombre que surgió de la nada, Suleiman, ahora vicepresidente, el enviado.

La carta de la masacre, el rey de basto del terror, sería la propuesta latente e inminente para restablecer el orden.  Es la costumbre del occidente colonialista.  O es “sí” o “sí”, sin medias tintas, como otrora hiciera el altanero imperio inglés entre los mercados chinos con su guerra del Opio:  o siguen estupidizados consumiendo, comprando y vendiendo la mercancía (para bienestar de los europeos) o siguen estupidizados consumiendo, comprando y vendiendo la mercancía (para bienestar de los europeos).   La otra cara de la moneda fueron los bombardeos sobre barcos, muelles, puertos.  En Egipto es:  o el Egipto es nuestro aliado, con su Canal de Suez y petróleo y gas incluidos o el Egipto es nuestro aliado, con su Canal de Suez y petróleo y gas incluidos.

“A nadie se le oculta que si los manifestantes no se van, habiéndose dizque ido Mubarak, “anónimos” poderes promoverán el caos y la masacre para obligar a una intervención internacional, en aras del “orden” y la “democracia”, como es el clisé”

Porque tal es la costumbre de la sociedad colonialista occidental:  vivir en confort sobre la base de la sangre derramada por los demás.  Su pan está manchado de sangre, su salud, su lujo, su moneda, su banco, si silla, su tecnología, su bienestar, su ser, su inteligencia.  Son países dizque desarrollados industrial y tecnológicamente sobre la base del exterminio de sus recursos naturales y ahora se proponen no dejar desarrollar a nadie más, para explotarlos, está claro.  Hacer del mundo su granero.  En casa se les acaba el petróleo, pero lo tienen allá; se les acaba el oro, pero lo tienen allá; el agua…, allá... Sin ir tan lejos para los ejemplos, el recurso hídrico suramericano es de ellos, via presencia militar; la Amazonia, también, por la misma via. Sociedad imbuida de un modelo esclavista, deshumanizante. Sin duda ha de pertenecerles tambien la luna y las estrellas.

A nadie se le oculta que si los manifestantes no se van, habiéndose dizque ido Mubarak, “anónimos” poderes promoverán el caos y la masacre para obligar a una intervención internacional, en aras del “orden” y la “democracia”, como es el clisé.  Como carta última, medida de extremaunción progresista.  Una revolución jamás se puede tolerar, ni siquiera su riesgo.  Y ya se conoce la receta:  la ONU y los cascos azules con su acción “institucional” mundial, brindando “paz”, abogando por la vida, postergando, esperando se sofoquen los ánimos levantiscos, untando el bálsamo de unas futuras elecciones para cerrar bocas, mientras en los intestinos del poder se atornilla el mismo nuevo poder que será, es decir, el que fue, o sea, el que es.

Egipto está entrampado en la garra de los poderes del mundo.  De nada habrá de servirles su poder piramidal, ahora de pirámides invertidas; de nada, su invocación de historia.  En Irak se desarrolló la civilización más antigua conocida por el hombre y su Sumeria fue arrasada.  Las pirámides podrían servir para llevárselas por bloque digamos a Inglaterra, como una vez soñaron los ingleses.  El sistema hematófago imperial jamás se detiene.  Como en la película The Matrix (Dir. Hnos. Wachowski), cada cuerpo humano genera una cuota de energía para la maquinaria, en este caso, para la salud de occidente (¿quien come petróleo, para quien es el Canal de Suez?).

De algo tan simple y aparentemente inocuo como que una golpiza a un joven generó un levantamiento nacional, luego difundido por las redes sociales vía INTERNET, se ha devenido a una situación de cambio de hombre de gobierno, de cambio de gobierno, de cambio de sociedad, de cambio de Egipto, de cambio de país, quizas de continenete.  Y no es de extrañar:  en su tiempo, el invento de las escrituras masificaron el conocimiento, abrieron muchos ojos hacia la conciencia de la iniquidad entre los hombres y tiene que haber impactado con cientos de golpes de Estado.  Que las nuevas escrituras (la INTERNET y la informática) sigan haciendo lo mismo, no es de extrañar.  Nuevos ojos dan conocimiento, conciencia, y hasta pueden hacer notar que un hombre amenaza con enclavar una dinastía en el poder, con una fortuna calculada en 70 mil millones de dólares y 30 años como cuasi rey, mientras la miseria arraiga debajo de los pies descalzos.  Nuevos ojos pueden llegar a identificar y masificar un sentimiento indignante de pobreza, lógicamente sobre una real pobreza. Nuevas visiones generan justicia.

La técnica realiza su trabajo y el humano las goza o padece.  He allí la cuestión.  Egipto se encuentra entrampado digamos entre semejante consecuencia.  ¿Cómo resolver?  ¿Quién vendrá?  ¿Qué vendrá?  ¿Se quedará el más de lo mismo o peor, Suleiman?  ¿Qué de la vida del muchachón que generó el zaperoco levantisco con su convocatoria mediante el Facebook?  ¿O será el también más de lo mismo premio Nobel de la Paz, jefe opositor Mohamed el Baradei?  Si, porque, a propósito, hay que saberlo:  los premios Nobel lo conceden los valores del stablishment a la mentalidad de la misma catadura, a sus agentes promotores y hasta salvadores.  Son actos de compra y condecoración de las potencias colonialistas, de la cultura etnocéntrica, del imperialismo, de la sociedad esclavista, del perfil capitalista, de su conservante instinto.

Al terminar estas líneas, ya oígo que Mubarak se fue y deja el poder a… los militares.

 

jueves, 10 de febrero de 2011

Archivos de lecturas políticas para la reflexión 2.011

Leyendo la prensa a diario (revolucionaria o no, afecta a la matriz de cambio u opositora), los portáles de noticias y opinión, como Aporrea.org, Rebelión.org, Voltairenet.org, CEPRID, Analitica.com, Kaos en la red, Cubadebate, etc,  y blogs de analistas políticos que nos regalan sus puntos de vista, idelógicamente adversos o afines (repito); siempre consigo el alimento que necesita el espíritu para la reflexión política: artículos luminosos, pertinentes, críticos e inclusive deplorables desde el punto de vista moral (la oscura motivación a la reflexión), mismos que no merecen la pena dejar pasar por alto y que consigno también a continuación para compartirlos contigo, lector de Animal Político. De modo que no necesariamente los títulos listados abundarán sobre la causa socialista, la izquierda o sobre la crítica actitud que exige un proceso de cambios; la derecha política también escribe a cántaros, más si se siente amenazada (Noticiero Digital, Noticias24, y casi todos los impresos periódicos del país), defendiéndose, revolviéndose, intentando persuadir para desvirtuar, cuando no para atacar, desde que fue desmontada del poder político.

Muchos de sus artículos (de la derecha política) aletean sobre esta sección, escritos con la inteligencia suficiente como para mover a la reflexión y al efecto contrario, es decir, la contra..., contrainformación, contrainteligencia. Es vuestras manos queda ubicarlos, aunque, hasta dónde sea posible detectar la tendencia, este servidor podría colaborar señalándolos con un signo de admiración y otro de interrogación (!?) al final de su referencia, como se marcan en ajedrez las aparentemente buenas jugadas, o como cabe marcar un buen sofisma, excelentemente construido en su argumentación, pero sobre bases falsas.

Si logran (los artículos en general) que te formules una pregunta o que cuestiones algo, provenga de donde provenga el escrito, nos daremos por satisfechos. En el supuesto que un autor presente problemas con que un texto aparezca en este espacio, estamos abierto al reclamo; sin embargo, aclaramos que el mismo espacio no toma lo que de algún modo esté restringido por derechos de autor en la fuentes originales, tratándose siempre lo aquí referenciado de materiales de libre circulación tanto en la prensa como en la Internet. La fuente de la lectura será en lo posible la de primera mano, o la más original, si cabe así decirlo.  En caso de recortes de prensa, estos están en mi poder.

Afectísimo de ustedes,
Oscar J. Camero

Criterio lector personal: [* panorámico], [** análisis], [*** ensayo e historia], [**** de archivo] y [!? otros, buen sofisma]
Introduzco un breve epígrafe (tag) para orientar al lector sobre el tema, cuando no esté explicito en el título del articulo.

Abreviaturas:

Col.:           Colaborador

Entrev.:     Entrevistador

Tom.:         Tomado

________________________________________________________
 
(77)  Luis Brito García:  “¿Éramos felices, y no lo sabíamos? - http://www.aporrea.org/actualidad/a130063.html (Analisis / Venezuela – Cuarta República).
 
(76)  Alfredo Jalife-Rahme:  “El Estado palestino: histórico momento de la verdad para EEUU y Obama”. - http://aporrea.org/internacionales/a130555.html (Análisis).
 
(75)  Freddy Martínez:  “El estado artificial de Israel”. - http://www.aporrea.org/internacionales/a130653.html (Análisis / Israel – Historia).
 
(74)  José Vicente Rangel:  “Manuel del perfecto conspirador”. - http://www.aporrea.org/oposicion/a130084.html (Análisis / Conspiración política – Venezuela).
 
(73)  Luis Fuenmayor Toro:  “No dan pie con bola”. - http://www.aporrea.org/oposicion/a128983.html (Panorámico / Venezuela – Reservas de oro).
 
(72)  Luis Brito García:  “¿Arde el mundo?”. - http://aporrea.org/internacionales/a128790.html (Panorámico / Crisis financiera).
 
(71)  Julio Escalona:  “Golpe de Estado en EEUU”. - http://aporrea.org/tiburon/a128603.html (Análisis / Crisis financiera).
 
(70)  Thierry Meyssan:  “Emboscaron a Strauss-Kahn para salvar el dólar? - http://laradiodelsur.com/?p=27451 (Ensayo e historia / Guerra financiera)
 
(69)  Nick Turse:  “Una guerra secreta en 120 países”. - http://www.cubadebate.cu/especiales/2011/08/07/una-guerra-secreta-en-120-paises/ (Ensayo e historia / EEUU – Fuerzas especiales).
 
(68)  Enrique Guillén:  Chávez, Nietzche y el eterno retorno”. - http://www.enriqueguillen.com/articulos/189/chavez-nietzsche-y-el-eterno-retorno.html (Análisis).
 
(67)  Amy Goodman:   “La guerra es un latrocinio”. - http://trumanfactor.com/2011/la-guerra-es-un-latrocinio/ (Panorámico / Guerra – EEUU – Costos)
 
(66)  Heinz Dieterich:  “Fin del socialismo estatal en América Latina”. - http://aporrea.org/ideologia/a127664.html (Análisis)
 
(65)  José Vicente Rangel:  “El Rodeo, sin rodeos”. - http://aporrea.org/actualidad/a127678.html (Panorámico / Cárceles – Venezuela).
 
(64)  Mariadela Linares:  “El cáncer de Chávez y el debido respeto”. - http://www.aporrea.org/actualidad/a127609.html (Ensayo e historia).
 
(63)  “En Cuba hoy no asaltan cuarteles sino buscan cambios económicos”. - http://www.laarena.com.ar/opinion-en_cuba_hoy_no_asaltan_cuarteles_sino_buscan_cambios_economicos-63872-111.html (Panorámico / Revolución Cubana).
 
(62)  Mark Weisbrot:  “La economía china sobrepasará la estadounidense:  ¿debería preocupar?”. - http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1203 (Análisis / Capitalismo – Decadencia).
 
(61)  Thierry Meyssan:  “La OTAN ante la ingratitud de los libios”. - http://www.voltairenet.org/La-OTAN-ante-la-ingratitud-de-los (Análisis / Imperialismo estadounidense – Libia).
 
(60)  Luis Aponte:  “El imperio cruje y los pueblos rugen”. - http://aporrea.org/tiburon/a126690.html (Imperialismo – Mundo árabe).
 
(59)  Luis Brito García:  “Enferma el presidente”. - http://www.aporrea.org/actualidad/a126491.html (Ensayo e historia / Cipriano Castro – Nacionalismo)
 
(58)  Luis Fuenmayor Toro:  “Republiquitas venezolanas”. - http://www.aporrea.org/actualidad/a126525.html (Panorámico / Separatismo aborigen - Imperialismo).
 
(57)  Eduardo Galeano / Entrev. Juan Manuel Karg:  “Medios opositores venezolanos tienen la visión del mundo al revés”. - http://laradiodelsur.com/?p=36584 (Panorámico).
 
(56)  Thierry Meyssan:  “Bajo las bombas, Trípoli no claudica”. -
http://aporrea.org/tiburon/a125908.html (De archivo / Guerra del Petróleo – Libia).
 
(55)  Luis Brito García:  “Libia es nuestro futuro”. - http://www.aporrea.org/internacionales/a125701.html (De archivo / Guerra del Petróleo – Libia).
 
(54)  Luigino Bracci:  “Socialismo: Quiero mi carro, mi casa, mi nevera, mi buen sueldo y que todo sea bonito siempre”. - (Ensayo e historia / Chavismo).
 
(53)  Nil Nikandrov:  “Estados Unidos plantea apoderarse del petróleo de Venezuela”. - http://www.voltairenet.org/Estados-Unidos-planea-apoderarse (De archivo / Invasión militar – EEUU – Venezuela).
 
(52)  Mariadela Linares:  “Apagón parlamentario”. - http://aporrea.org/oposicion/a124933.html (Panorámico / Traición a la patria).
 
(51)  Iván Maiza:  “¿Quien invitó a Joaquín Pérez Becerra?”. - http://bitacoradeivan.wordpress.com/2011/04/26/quien-invito-a-joaquin-perez-becerra/ (Ensayo e historia).
 
(50)  Eva Golinger:  “Diputada opositora de Venezuela sigue financiada por el gobierno de Estados Unidos”. - http://aporrea.org/actualidad/n179000.html (Análisis / Maria Corina Machado – Traición a la patria).
 
(49)  “Cable de Wikileaks demuestra como los gringos están por tirar la toalla con la oposición”. - http://aporrea.org/oposicion/n179008.html (Análisis – / Oposición política – Liderazgo).
 
(48)  “Memorias del apagón mediático: Los editoriales de El Universal, El Nacional y Tal Cual los días del golpe”. - http://aporrea.org/oposicion/n178889.html (De archivo / Golpe de Estado -  Venezuela).
 
(47)  David Brooks:  “Hambre”. - http://www.rebelion.org/noticia.php?id=125819 (Análisis / EEUU – Hambre).
 
(46)  [Marciano]:  “Golpe sin cojones”. - http://diariovea.com.ve/columnas/piedra-de-tranca/golpe-sin-cojones/ (Análisis / Golpe de Estado – Venezuela).
 
(45)  Alejandro Teitelbaum:  “Bombardeos humanitarios”. - http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1129 (De archivo / Guerra del Petróleo – Libia – ONU).
 
(44) Juan Carlos Monedero / Entrev. Eduardo Maldonado:  “Chávez sólo ha gobernado 6 años”. – http://aporrea.org/actualidad/n178958.html (Ensayo e historia / Revolución Bolivariana).
 
(43)  Ramiro Bejarano Guzmán:  “Del alma paraca”. - http://colombia.indymedia.org/news/2011/04/120916.php (Análisis / Colombia – Inseguridad jurídica)
 
(42)  Eva Golinger:  “Documento revela intenciones bélicas de Estados Unidos contra Venezuela, Libia”. - http://www.centrodealerta.org/?p=911 (Ensayo e historia / Venezuela – Guerra del petróleo).
 
(41)  Luis Brito García:  “Reflexiones sobre el nuevo orden del saqueo internacional”. - http://aporrea.org/internacionales/a120451.html (De archivo / Guerra del petróleo – Imperialismo mundial).
 
(40)  David Wilson:  “Uranio empobrecido: Una extraña forma de proteger a los civiles libios”. - http://aporrea.org/actualidad/n177762.html (Ensayo e historia / Guerra del Petróleo – Libia – Contaminación nuclear).
 
(39)  Marcinao:  “Los sin patria”. - http://diariovea.com.ve/columnas/piedra-de-tranca/los-sin-patria/ (Panorámico / Golpismo).
 
(38)  Marciano:  “Es grotesco que el gobierno se deje tocar las nalgas por unos manganzones en el increible circo de una 'huelga de hambre”. - http://aporrea.org/actualidad/n177600.html (Panorámico / Derecha política – Estudiantes).
 
(37)  Roberto Hernández Montoya:  “El síndrome de la hipérboles acatarradas”. - http://www.analitica.com/va/politica/opinion/5616422.asp (Ensayo e historia / Hugo chávez – Oposición política).
 
(36)  Mercedes Chacín:  “Mundo indigno”. - http://aporrea.org/ddhh/a120031.html (Ensayo e historia / Guerra del petróleo – Imperialismo).
 
(35)  José Vicente Rangel:  “La verdad y discurso”. - http://aporrea.org/actualidad/a120124.html (Análisis / Oposición política – Desinformación).
 
(34)  Luis Brito García:  “El jinete del hambre cabalga sobre el mundo”. - http://aporrea.org/tiburon/a119424.html (Ensayo e historia).
 
(33)  “Libia:  resolución peligrosa”. - http://www.jornada.unam.mx/2011/03/18/index.php?section=opinion&article=002a1edi&partner=rss (Panorámico / Libia – ONU – Guerra del petróleo). 
 
(32)  “Lo que ignoras sobre Libia – El agua subterránea”. - http://lacomunidad.elpais.com/casajuntoalrio/2011/3/8/lo-ignoras-sobre-libia-agua-subterranea (Panorámico / Libia – Invasión militar).
 
(31)  Wu Li Min:  “El Occidente de Venezuela es lo mismo que el Oriente de Libia“. - http://aporrea.org/actualidad/a119661.html (Análisis / Conspiración política – Aborígenes – Venezuela).
 
(30)  “Mundo árabe: revueltas que no cesan”. - http://www.jornada.unam.mx/2011/03/14/index.php?section=opinion&article=002a1edi&partner=rss (Ensayo e historia).
 
(29)  Carlos Guillermo Maldonado:  “Libia, la hora de los entuertos”. - http://www.abrebrecha.com/126117_Libia:-la-hora-de-los-entuertos.html (Panorámico / Libia – Guerra del petróleo).
 
(28)  Eleazar Díaz Rangel:  “Las noticias de Libia”. - http://aporrea.org/medios/a118504.html (Panorámico / Libia – Guerra del petróleo).
 
(27)  Roberto Hernández Montoya:  “Tengan cuidado”. - http://www.aporrea.org/tiburon/a91217.html (Análisis / Libia – Guerra del petróleo).
 
(26)  Ramón Lobo:  “¿Y si los buenos de Bengasi no son tan buenos?” - http://blogs.elpais.com/aguas-internacionales/2011/03/y-si-los-buenos-no-son-tan-buenos.html (Análisis / Libia – Guerra del petróleo).
 
(25)  Heinz Dieterich:  “El fin de Gadafi”. - http://www.aporrea.org/internacionales/a119539.html (Ensayo e historia / Libia – Guerra del petróleo).
 
(24)  Ernesto Villegas Poljak:  “Libia, Lina y los amigos”. - http://aporrea.org/actualidad/a119260.html (Panorámico / Libia – Guerra del petróleo).
 
(23)  Roberto Hernández Montoya:  “Apuntes urgentes sobre Libia y sus alrededores”. - http://www.aporrea.org/internacionales/a119168.html (Análisis / Libia – Guerra del petróleo).
 
(22)  Efraín Chury:  “En Libia, Estados Unidos está canalizando clandestinamente apoyo a los sectores más conservadores". - http://rebelion.org/noticia.php?id=123648 (Análisis / Libia – Guerra del petróleo).
 
(21)  Hernán Mena:  “Una guerra de Cuarta Generación para adueñarse del petróleo libio”. - http://aporrea.org/internacionales/n176056.html (Análisis / Libia – Guerra del petróleo).
 
(20)  Glen Ford:  “La caída en desgracia de Gadafi”. - http://www.rebelion.org/noticia.php?id=123145 (Panorámico / Libia – Guerra del petróleo).
 
(19)  Fidel Castro Ruz:  “La guerra inevitable de la OTAN”. - http://www.cubadebate.cu/reflexiones-fidel/2011/03/03/la-guerra-inevitable-de-la-otan/ (Panorámico / Libia – Guerra del petróleo).
 
(18)  Luis Alberto Matos:  “La verdadera economía venezolana”. - http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1087&debut_articles_rubrique=120 (Panorámico).
 
(17)  José Sant Roz:  “Es definitivo el ataque frontal de EEUU contra Venezuela”. - http://aporrea.org/tiburon/a118709.html (Panorámico / Guerra del petróleo – Venezuela).
 
(16)  Eva Golinger:  “Huelguistas en Venezuela:  made en [sic] USA”. - http://www.centrodealerta.org/?p=898 (Análisis / Desestabilización política).
 
(15)  Fidel Castro Ruz:  “La Rebelión Revolucionaria en Egipto”. - http://www.aporrea.org/internacionales/a117663.html (Ensayo e historia).
 
(14)  Eva Golinger:  “EE.UU: Departamento de Estado solicita financiamiento para la oposición venezolana en 2012”. - http://aporrea.org/tiburon/n174983.html  (De archivo).
 
(13)  Roberto Malaver:  “Si lo sabía Ramos Allup...” - http://www.ultimasnoticias.com.ve/Noticias/Roberto-Malaver--Si-lo-sabia-Ramos-Allup%E2%80%A6.aspx (Panorámico / Golpe de Estado – Venezuela).
 
(12) Amy Goodman:  “Rupturas del consenso neoliberal: La rebelión está en Wisconsin”. - http://aporrea.org/tiburon/a118087.html (Panorámico / EEUU – Crisis financiera)
 
(11)  José Agapito Ramírez:  “Wisconsin, y ahora se suman Illinois, Michigan, Iowa, Minnesota, Kansas...” - http://www.aporrea.org/tiburon/a118069.html?utm_source=twitterfeed&utm_medium=identica (Panorámico / EEUU – Crisis).
 
(10)  Joel Sangronis Padrón:  “Repercusiones de la revolución árabe en Venezuela” [en línea].  En Prensa Indígena. – 3 feb 2011. - [3 pantallas]. - http://www.prensaindigena.org.mx/?q=content/venezuela-repercusiones-de-la-revoluci%C3%B3n-%C3%A1rabe-en-venezuela. (Análisis).
 
(9)  Amy Goodman / Denis Moynihan, Col.:  “El regreso del muchacho y los muchachos que no regresarán” . - http://www.democracynow.org/es/blog/2010/12/30/el_regreso_del_muchacho_y_los_muchachos_que_no_regresarn (Análisis / EEUU – Imperialismo – Afganistán)
 
(8)  Noam Chomsky:  “Rabia mal dirigida”. - http://www.aporrea.org/internacionales/a115065.html (Ensayo e historia / Capitalismo salvaje).
 
(7)  Hugo Chávez Frías:  “Abajo cadenas”. - http://www.aporrea.org/actualidad/a115306.html (Ensayo e historia / Historia de Venezuela).
 
(6)  Eleazar Díaz Rangel:  “Los obispos y la oposición”. - http://aporrea.org/actualidad/a115783.html (Panorámico).
 
(5)  “Un empresario y un banqueros reemplazaron a dos militares en la Junta Patriótica de 1958”. - http://www.aporrea.org/actualidad/n173521.html [Tom. de Correo del Orinoco] (Panorámico / Historia – 23 de enero).
 
(4)  Roberto Hernández Montoya:  “Culpaechave”. - http://www.aporrea.org/ideologia/a117077.html (Panorámico / Oposición política).
 
(3)  Noam Chomsky:  “EEUU sigue en Egipto su libreto habitual”. - http://www.cubadebate.cu/noticias/2011/02/06/noam-chomsky-eeuu-sigue-en-egipto-su-libreto-habitual/ (Análisis).
 
(2)  Eleazar Díaz Rangel:  “La fábrica de pobres”. - http://www.aporrea.org/actualidad/a117130.html (De archivo / Venezuela – Pobreza – Cifras).
 
(1)   Eva Golinger:  “USAID cierre [sic] programa injerencista en Venezuela”. - http://aporrea.org/tiburon/n174481.html (De archivo / Venezuela – Desestabilización política).
 
________________________________________________________

miércoles, 9 de febrero de 2011

Venezuela y Egipto, petróleo y vida

Petróleo y vida Analistas opinan que de haber “ruidos” en el norma l funcionamiento del Canal de Suez, paso ahorrativo para el comercio entre Europa y Asia, los precios del petróleo se dispararían a $200.  Las revoltosas circunstancias sociales de dos países a africanos (Túnez y Egipto, este último sede del canal) “entusiasman” los cálculos de algunas proyecciones, y lo cierto es que ya el barril petrolero alcanzó los $100.

Cuando Irak, en víspera de la caída de Hussein y la invasión a su país, mucho se especuló con que el hombre volaría los pozos petroleros para que el invasor, en caso de triunfar en sus objetivos, no pudiese gozar de sus beneficios..., aunque se firmase también la sentencia de no poderlos utilizar para usufructo propio.  Como se recordará, los precios del crudo se fueron a las nubes, ya de por sí elevados por la situación de guerra.

Y cuando el capítulo de la guerra en Georgia, a través de quien EEUU y las potencias europeas intentaron hacerse con el oleoducto BTC (Baku-Tbilise-Ceylan), además de la geoestratégica región Cáucaso-Mar Negro-Mar Caspio, la historia no fue distinta.  Subió el petróleo.  1,4 millones de barriles diarios de petróleo a través del oleoducto estaban amenazados en su tránsito hacia Europa.¹

Y ni hablar de Irán, Golfo Pérsico.  El tormentoso fantasma de la guerra contra el país petrolero es una circunstancia que infla con cada ademán los guarismos del precio petrolero.  De pesadilla es para los países consumidores de petróleo (¡Europa!) la amenaza del gobierno iraní de bloquear el Estrecho de Ormuz (un pasadizo de 100 Km. de ancho en la costa de Irán), por donde circula el 40% del petróleo que se vende en el mundo, a saber, unos 15 millones de barriles diarios.

Ahora es Egipto y su Canal de Suez, es decir, la ruta de conexión entre Europa del este y el codiciado petróleo del Golfo de Irán, vía Mar Mediterráneo-Mar Rojo, esto es, la vía de tránsito del 26% del petróleo de la importación mundial.  Como si de la sangre del mundo se tratare, el petróleo define la importancia de las arterias de circulación y marca como zonas de operaciones quirúrgicas y de conflicto (guerras) los puntos que amenacen a su fisiología como organismo de la economía mundial, tanto en su distribución como generación.   Son los mares y ríos del mundo las arterias no precisamente hídricas, sino de plasma petrolero; y son los países y regiones contentivos de los yacimientos de hidrocarburos, la generativa médula ósea de la economía mundial.  Cualquier afección nodular de los puntos críticos afecta el sistema global, disparando las alarmas de la intranquilidad mundial, generando pánico, sueños o pesadillas de guerra, desatando la maliciosa especulación y aumentando precios.

En lo que a Venezuela concierne, primera reserva mundial de hidrocarburos,² aparentemente ajena a escenarios de combate o de desestabilización que afecten las propiedades correosas del vital líquido (que ya dije, vale mucho más que el agua), la impresión no puede resultar más fraudulenta.  Es cierto, para aclarar la mención de Egipto en artículo tan negro sobre el petróleo, nadie dirá que su ambiente levantisco se deba a razones esencialmente petroleras, aunque posea importantes yacimientos, además de gas.  Padece convulsiones de carácter social y económico, las ya conocidas secuelas de la exclusión y depauperación generadas por el sistémico modelo capitalista.  ¡Pero cómo pesa en la balanza de las consideraciones de los países europeos y consumidores de petróleo la imaginación de que ese país pierda la estabilidad, no tanto por su condición de aliado o país con ciertas reservas de hidrocarburos ─nada desdeñable─ como por su importantísimo canal de transporte!  ¡Cómo duele en el bajo vientre que encarezca el oro negro por razones tan estrictamente no petroleras, como revueltas sociales, hambre, transiciones políticas, etc!

Egipto pasaría en el tren del olvido con sus convulsiones presentes de no ser por los revestimientos dichos:  algo de hidrocarburos en las arcas y, sobremanera, la importancia geoestratégica de su canal.  Ergo, no es locuaz inferir que las preocupaciones tejidas en su entorno político tengan un cariz de maquiavélica amistad, de amor interesado, de cariño hidrocarburante ─digásmolo así─, ése que no deja al viento ningún cálculo afectivo sobre el tablero de la energía mundial.  Pero cálculo al fin, con fallas, al que sólo le interesa que funcione mecánicamente el Canal de Suez, sin preocupación por lo interno, por los afectos, los sentimientos, la salud política de la nación, como se corresponde con los amores interesados, que suelen separar la cabeza y el corazón para hacerlas bolsillo.

No es descubrimiento del agua tibia o gélida, sino simple realidad:  nada de lo que haya ocurrido o pueda ocurrir en el país africano puede desconocer la hoja de cálculo en que lo han incluido los poderosos países “amigos”, interventores u omisos según conveniencias.  El amor simplista de los aliados, ese al que le interesa el petróleo y el canal, ha estado encima de cada detalle social y político del país desde hace décadas, pero omitiéndolo, haciéndose de la vista gorda, tolerando la fractura de los derechos humanos ciudadanos y apoyando a un régimen de eterna iniquidad social, como si eso fuese algo lejano sin el poder para afectar sus intereses.  Y ahora que la burbuja social y política explota, ellos siguen sobre los detalles (¡todos los detalles!), haciéndose todavía de la vista larga, practicando omisiones, desoyendo los reclamos populares, siempre apoyando al régimen aunque tambaleante, preocupados nomás por la funcionalidad geoestratégica del aliado Mubarak, del petróleo mundial y de su canal de circulación.

Así mismo puede hablarse de Venezuela.  Ella está ahí, aparentemente en paz, en tanto no ha levantado un fusil para defender su soberanía o riquezas, como se dijo de la zona del Cáucaso, Irak, Irán, etc.  Uno que otro problemilla de carácter social la aqueja, seguro la inseguridad (y valga la rima), probablemente la falta de vivienda en muchos de sus compatriotas, viviendo una especie de utópica revolución humanista (así lo señalan sus detractores) que levanta ronchas por doquier, con gran certeza desestabilizada por una factoría opositora desmontada del poder político tradicional, que con ayuda extranjera...  Problemas corrientes de los corrientemente llamados países del tercer mundo o en desarrollo.

Como de Egipto, nadie dirá que sus problemillas tengan como nodo los hidrocarburos, el gas, el petróleo, sus reservas, su mercado, sus precios, más allá de que se le acuse de no diversificar su economía y padezca la fluctuación social y económica consiguiente de la cotización del rubro negro en el panorama mundial.  Pero está allí, podrida de petróleo, y es aparente e hipócrita que de ella no importe otra maravilla que su petróleo.  Hay que decirlo.  Como Irak o Egipto, en guerra por el petróleo o en medio de convencionales crisis sociales propias de países tercermundistas pero sin sustraerse de su importancia económica petrolera, respectivamente, Venezuela es un país absolutamente monitoreado en el mapa de la guerra mundial por los hidrocarburos y del posicionamiento geoestratégico de las potencias militares, especialmente de las que ya no tienen hidrocarburos (o no se bastan con el que tienen) y lo buscan con ansiedad mortal.

De forman que no podrá decirse nunca que país adentro, fortuita o inocentemente, le “sucedan” cosas, cosillas, problemas, problemillas, como que se diga que es inestable económica o políticamente porque grupos u organizaciones se quejen a diario de restricciones de la propiedad privada o de la libertad; que sea terrorista, guerrillera o narcotraficante, más allá de mote de comunista o izquierdosa, reliquia argumental-imperial que se tragaron los tiempos.  Así como en Egipto detalles como los mencionados se obliterarían (como de hecho se hizo) por tratarse de un país aliado de las potencias occidentales, en Venezuela se fomentan, más cuanto si el país proclama su independencia económica, social y política de la baza colonialista.  Para muestra el mechón:  tras bastidores, EEUU apoyó el golpe de Estado de 2.002 en Venezuela, el ajetreo en la plaza Altamira, el paro petrolero, todos actos aparentes de desestabilización propios de un país tercermundista; nada serio, un simple país con problemas sociales.  La otra cara de la moneda es la ansiedad por sus yacimientos de hidrocarburos, la geoestrategia que brindaría el sometimiento de Venezuela y la incomodidad del “comunismo trasnochado” (como dicen) de Hugo Chávez.

De hecho, y a propósito, el paro petrolero infló los precios del barril de petróleo en su tiempo, tema del que hablamos y con el cual terminamos.  Podría decir la gente en la calle, despectiva o agradecidamente, según su inclinación política: “Ese Chávez si es suertudo, siempre lo salva el aumento de los precios del petróleo”, comprendiendo que la economía del país está sustentada en la salud del petróleo como mercancía.  Se dirá que a su llegada al poder subieron los precios, pero no se mencionará que viajó al viejo Oriente para posicionar y fortalecer el producto; se dirá que cuando requiere un dinero extra, los precios suben, fortaleciéndose su mandato, y no se dejará de decir que, ahora mismo que existe una contingencia interna con los afectados por las lluvias, le cae de perlas el aumento de los precios por causa de los eventos en Egipto.  Como decir: alegría propia por mal ajeno, unos celebrando a la calladita, otros, arrancándose las greñas con presunta indignación.

No obstante, tal escrúpulo moral es tema para otra hora y espacio.  Lo que concierne a la presente reflexión es el siguiente remache, de inmediata supervivencia:  el destino de Venezuela se ha sellado como país petrolero (acéptenlo o no los intelectuales e idealista), un recurso que en breve desaparecerá de los intestinos de la Tierra.  Es asunto de supervivencia o muerte, de borrado o remarcado nacional, más allá de diferenciaciones políticas.  Luchar contra semejante “colocación” colonialista como país surtidor, intentar diversificar el sustento nacional explotando otra fuente de riqueza, procurar sustraerse a semejante destino tentacular imperial, siempre será un asunto de guerra y revolución (decía Lenin que toda revolución implica guerra).  Lo será incluso el intentar salvaguardar, ahorrar o autogestionar el recurso, para el caso que Venezuela decida no depender en lo sucesivo de los hidrocarburos (si ello fuera ipso facto posible), esto es, venderlos.  Romper filiaciones o dependencias siempre será un acto de revolución.   Ello representaría una declaración de guerra para los dependientes, y en breve se le intentaría obligar a la venta o a una guerra defensiva contra la invasión.

En la medida que se complique el panorama de los hidrocarburos en el mundo, sea en su circulación, distribución, yacimientos, precios, de modo que la apetencia de las potencias imperiales, industriales y militaristas se frustren, en esa medida el hado de la desgracia virará el rostro hacia nosotros y empezará a ventearnos como a pintorescas playas tropicales de manso suministro.   Debemos prepararnos.

Notas:
¹  Oscar J. Camero:  “Operación Osetia para Bolivia” [en línea].  En Animal político. – 29 ago 2.008. - [Pantalla 1]. - http://zoopolitico.blogspot.com/2008/08/operacin-osetia-para-bolivia.html. - [Consulta:  8 feb 2.011].
² Traigo a colación unas cifras rápidas:  “Según estimaciones del servicio de geología de los EEUU 513 mil millones de barriles sólo en la faja del Orinoco; 80 mil millones de barriles en reservas convencionales; 30 mil millones de barriles equivalentes de gas natural” (Tomado de Joel Sangronis Padrón:  “Repercusiones de la revolución árabe en Venezuela” [en línea].  En Prensa indígena. – 3 ago 2.011. - [Pantalla 1]. - http://www.prensaindigena.org.mx/?q=content/venezuela-repercusiones-de-la-revoluci%C3%B3n-%C3%A1rabe-en-venezuela. - [Consulta:  8 feb 2.011]).