Compartir la entrada

domingo, 30 de septiembre de 2007

La muchachita de Alo Ciudadano, María Alejandro Otero

Imagen tomada de Cotilleo Mundano
La muchachita de Alo Ciudadano preparó sus macundales y dijo adiós. Después de preparar una gráfica despedida, en la que manifestó no gustarle pasar por tales momentos, que había aprendido mucho y que se marchaba para emprender un proyecto personal, cerró la edición de ese día para echar a volar en busca de otros horizontes.
Las siguientes direcciones reseñan su despedida: Cotilleo mundano, El nuevo día y Alex.net.ve, entre otros, presentando el último el video de la despedida, para quienes tiendan más a la farándula.
En un principio, año 2.005, fungió como expresa máquina lectora de mensajes, dada su juventud e inexperiencia. Lógicamente no se le podía permitir un "close up" donde donde tomara la cámara para exponer sus titubeantes e incipientes opiniones, a riesgo de no ser conveniente para la línea editorial del programa. De modo que su papel rozó el estigma decoratorio, llegándose inclusive a escuchar que era una chica que cumplía con su trabajo de leer y ya, y que le resbalaba el contenido de los comentarios de furibundo antichavismo que suele editar la planta.
Confieso que semejante circunstancia no dejó de parecerme interesante. Estar plantado en un lugar, de modo indifirente, quizás protegiendo tu neutralidad o reales ideas, viendo cómo los misiles antigubernamentales cruzan el ambiente, parece inconcebible, más en una planta de televisión tan visceralmente oposicionista cómo Globovisión. Es difícil concebir un comunicador social allí que no haya hecho el juramento laboral defenestratorio, y, dada tal circunstancia, es más dificil imaginarse hacer vida social entre compañeros de trabajo cuya convicción democrática se esmera en perfeccionar el manual de cómo preparar el ambiente de relajo necesario para dar un golpe de Estado.
Pero no es el caso de la joven María Alejandra Otero. El tiempo se encargó de rasgar velos e iluminar bien el "cuartico" del estudio de Aló Ciudadano. No quedó lugar a dudas: apenas dominó un poco la técnica de hablar con más seguridad, poco a poco se fue atreviendo a levantar algo la voz y expresar uno que otro juicio sobre los comentarios que la recalcitrancia oposicionista enviaba. Su aprendizaje fue lento, como si fuera cierto el cuento de que sacaba ideas inadecuadas de su cabeza para meter otras, más en consonancia con el ambiente que le rodeaba. No de otro modo se tiene éxito y se asciende en una carrera.
Se circunscribió a tres puntos, todos basados en el presupuesto de combatir la imagen decorativa que proyectaba:
  1. familiarizarse con la jerga oposicionista: no es "golpe" sino "lucha por la libertad"; no es "gobierno" sino "oficialismo"; no es "ricos" ni "Country Club" ni "escuálidos", sino "sociedad civil"; no es "período presidencial" ni "democracia", sino "régimen"; no es "hordas" ni "rojo rojitos", sino "afectos al régimen"; no es "elecciones" sino "fraude", no es "ley" sino "intolerancia"; no es "democracia" sino "comunismo"; no son "amigos", sino Stalin, Fidel Castro, Lenín, Mao; no es Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Cuba, sino "eje del mal", etc.
  2. al opinar sobre un comentario, o al hacer una disgresión, se debe combatir la ambigüedad, de modo que lo dicho sea unívocamente crítico al "régimen"
  3. no podrán leerse mensajes afectos al régimen, y los que se escojan deben están en la tónica juvenil y fresca de su edad (la de María Alejandra), pero siempre en contra del régimen.

Con tales premisas, y después de una breve práctica, la joven entonces arriesgó una incursión independiente, y luego otra y así hasta el día final que trabajó. Pero la consecuente confianza que se forja con la práctica nunca llegó para ella. No terminó de convencer y su voz, titubeante, no la ayudó gran cosa. Parecía, pues, quedarse siempre en la sensación de arriesgar una incursión, dada la inseguridad desplegada al hablar y manejar los tópicos desprendibles del análisis de los comentarios. Prueba de ello fue cuando soltó una "rosalada", es decir, una expresión que no se sabe si procede de la ignorancia o es producto de un lapsus linguis, aquello del "telón de Aquiles" (vea la anecdota aquí)
Una cosa es clara: la joven María Alejandra Otero al retirarse de una empresa comunicacional que prepondera la conspiración política y ha sido acusada de incitación al magnicidio, deja en evidencia que más rápido se aprende la línea editorial del golpe y la desestabilización que técnica alguna de trabajo o de expresión informativa.
A dos años de aprendizaje, el siguiente video la muestra en acción -supongo que en un cénit de madurez-, utilizando específicas palabras asimiladas de crítica política (intolerancia, régimen), seleccionando los mensajes de un sólo bando y poniendo su granito de arena en realizar un llamado a no "quedarse callado". Ante la escasez del recurso verbal, el video podría titularse el "Miedismo".


También puede notarse la persistencia de los detalles ya dichos, que hacen posible aventurar que no se va sino que la sustituyen por una trabajadora ya "aprendida": inseguridad, titubeo, descontrol gestual. Al hablar pareciera costarle mucho, y en sintonía con ello está su declaración de no ser amiga de discursos, prefiriendo despedirse gráficamente, como se dijo arriba y como lo hizo, utilizando carteles. Dos años fue el tiempo de espera del aprendizaje.
En el aspecto político, ¡buena alumna! 20.

Blogalaxia: ~ Technorati:

sábado, 29 de septiembre de 2007

Oposición y oposicionismo venezolano en tiempos de Chávez

En política, como en la vida cotidiana -¿quién lo niega?-, se puede apostar al desbancamiento del contrario con el propósito de hacer prevalecer una postura o idea sobre otra. Se trata de una "verdad" contra otra, y lo mejor que puede ocurrir es que dichas verdades se confronten y den lugar una nueva, sincrética, condensadora de las dos materias.
Lo que no es altamente diplomático es gritar a los cuatro vientos, sin el apoyo silogístico de la razón, una verdad o deseo propio, so pena de perder el debate por descalificación o asunción de una postura fanáticamente cerrada, la cual ya no invita a ningún tipo de diálogo y suele tender a vías de expresión inaceptables socialmente, cuando no fuera del contexto de la ley.
Hay, pues, oposición venezolana (razonable) y oposicionismo (el que grita), ambos aparentes extremos de una circunstancia que parece ser la norma: llamarse de oposición cuando se es en el fondo oposicionista: gente que, por ignorancia o frío cálculo, se oponen por oponerse y consideran aceptable cualquier vía de salida del poder de Hugo Chávez, léase la ilegal o golpista. . Ergo, no hay realmente oposición en Venezuela, hecho prácticamente estadístico. Y la generalización puede realizarse sin ningún tipo de riesgo de incurrir en gran injusticia, porque al sol de hoy no supera la oposición y el oposicionismo juntos el 16%, sumadas todas las fracciones: "los 6.3 de un Nuevo Tiempo, los 6.1 de Primero Justicia, el 1.7 de Proyecto Venezuela, el 1.4 de AD, el 1.2 de COPEI, [...] 0.2 del MAS. Ver encuesta VENOPSA" por más que cuando hagan sus cálculos metan a los indecisos como favorables, que no es el caso de la presente encuesta.
Una real oposición no conspira contra el sistema sólo porque no le gusta, quebrando toda previsión constitucional y hundiendo a sus seguidores en un lodo golpista. No va, en términos más específicos, contra la seguridad alimentaria, la soberanía y los puntos estratégicos de la economía nacional, como durante el golpe de Estado de 2.002. No tiene sentido apostar al quiebre de las formas legales y constitucionales de un país cuando se ha ejercido el poder hasta el cansancio soportado en el resultado de unas elecciones democráticas y, lo que es peor, cuando se aspira a acceder nuevamente a él, al poder, a través de la misma vía -supongo. No parece inteligente sentar el precedente del ajetreo político, la bulla y la inconstitucionalidad como estilo de ejercicio opositor cuando está planteado que en algún momento (2.021) el pueblo les dé una oportunidad para rectificar sus errores. Entonces, siendo ellos gobierno, abogarían a su vez por una oposición sería respetuosa del juego democrático, ajenos a la locura desestabilizadora que promueven ahora.
Tienen dos opciones: o bajo las reglas del juego se unen a la verdadera lucha de desarrollar a Venezuela o declararse en franca clandestinidad y apostar a la colombianización del país, con toda la espantosa secuela que signifique para la patria. El gran reto de la oposición es saber interpretar la hora histórica del castigo político que le inflige el electorado y, no obstante su situación de desgracia, reconocer que el quid de la democracia se sigue encarnando en la voluntad del pueblo. No es cuestión de amar u odiarlo, sino de respetarlo.
En política el sostenimiento de un doble discurso es un arte. Por lo general se ejercita en dos líneas, ubicándonos ya en el contexto venezolano: hay el que siendo golpista se esfuerza por encontrarle agujeros plausibles al sistema para ejercer su oficio sin pagar infracción de ley alguna, teniendo como premio de su esfuerzo la impunidad y que nadie lo llame golpista, so pena de ser demandado bajo el mismo corpus legal que de suyo viola. En el otro aspecto donde se despliega el arte del doble discurso es en acusar a otro político de las mismas fallas de las que personalmente se adolece sin que el expectador caiga en cuenta del desfalco.
Naturalmente, no se pide que el político sea un monje lleno de virtudes, porque luego se presentaría una incompatibilidad vocacional, fuera del hecho de que ya no abundan monjes en tales condiciones. Pero al que incursionará en política se le pide, por lo menos, respeto a la inteligencia del pueblo no incurriendo en criticar prácticas de las que él mismo es un vivo ejemplo ejecutor, sea en el pasado o en el presente, a menos que haya realizado un mea culpa público. Se requiere autoridad moral para el mando y la obediencia. Un candidato con un rabo de paja descomunal corre el riesgo de consumirse antes de empezar la contienda misma.
Dentro de la fauna política venezolana los casos sobran. Usted ve a doctos y serios señores que en el pasado traficaban con maletines, y ahora los consigue arrancándose los cabellos de indignación por el sonado caso del "maletinazo" de Antonini Wilson. No hay necesidad de nombres. Usted los ve chillar de rabia por el fin de la concesión de RCTV, pero en gobiernos anteriores cerraron emisoras deportivamente por razones como una palabra pronunciada en contra del sistema. Usted, lector, los conoce: déme los ejemplos. Los oye hablar de golpe, de dictaduras, de regímenes, y en tiempo pasado fungieron en puntos claves de la represión política. Los oye hablar de dignidad y hay quienes hasta un prontuorio policial disimulan, siendo prueba de ello uno que aspira ahorita o a la gobernación del estado Miranda o a la presidencia de la república.
Por ejemplo, para no ir tan lejos, aporrea colgó en Youtube el famoso video por el cual le cerraron el canal de subscripción que un bloguero venezolano llamado "Lubrio" mantenía abierto en tan popular empresa de videos. En él aparece la periodista venezolana Nitu Pérez Osuna siendo llamada golpista por un filósofo español, Carlos Hernández, coautor del libro Comprendiendo Venezuela, junto a Luis Alegre, otro académico y filósofo español. Es un video que plantea un debate sobre la libertad de expresión en Venezuela en el contexto del vencimiento de la concesión de RCTV. Curioso es el modo cómo la periodista intenta desviar el tema del debate hacia una virtualidad legal anclada en leyes promulgadas en los gobiernos de la cuarta república, esgrimidas a su conveniencia y sin referencia a la nueva normativa legal en materia comunicacional recientemente aprobada.
Mala política ella, porque con la argucia de intentar tomar al mundo como tonto, topó con dos filósofos versados en la situación venezolana que pusieron al descubierto su condición de oposicionista, en el sentido inicial del artículo. Véase. Coloco dos, el primero va expresamente al punto dicho y es de un canal Youtube llamado araguasinmiendo, opositor, por cierto; el segundo es de aporrea, más completo. Note en este último como hay un desequilibrio en el tiempo concedido a las partes, en una relación de 3 a 1, no obstando ello para que los panelistas hicieran alarde de una contundencia verbal.


Por si fuera poco, ya en el plano de las acusaciones que un político le hace a otro, o a un sistema o institución, véase a la misma periodista en una nimia muestra (hay más) de gran temeridad política, acusando a diestro y siniestro sin mirar la viga en el propio ojo, su personal rabo de paja que ya circula en prensa escrita (véase Donald Mailer Jr.: "Las Verdades desde Food Café" en Las Verdades de Miguel. - (2.007) sep. 21-27; p. 5, donde el columnista recuerda su "complicidad en la caída y desfalco del Banco Principal") y en la Internet. Llama la atención que durante su homilía utilice la palabra "guiso". También se da una situación curiosa de suspicacia sobre la expresión "detrás del poder" que utiliza el periodista Miguel Angel Rodríguez y que la otra periodista pide aclarar.


Blogalaxia: ~ Technorati:

viernes, 28 de septiembre de 2007

EEUU y el doble discurso de la paz y el exterminio

Veinte años tardó la aprobación de la Declaración de los Pueblos Indígenas en el seno de la ONU. Finalmente se respetarán sus derechos, entre ellos la "propiedad de sus tierras, los recursos naturales de sus territorios, la preservación de sus conocimientos y tradicionales y la autodeterminación" (José Luis Carpio en "La Puerta de Alcalá" en Las Verdades de Miguel. - (2.007) sep 21-27; p. 4).
Razón del retardo: actitudes reacias de países colonizadores como EEUU, Canadá y Australia, quienes se abstuvieron en la votación final durante la Asamblea General, insólitamente, ya en los albores del siglo XXI. No bastó con que exterminaran los asentamientos originarios y los redujeran luego a reservas, sino que, al parecer, al sol de hoy, consideraron que todavía quedan unos cuantos recursos naturales en sus tierras, sin que les hubiera dado tiempo explotarlos. Ni siquiera pesó el cargo de la conciencia histórica del genocidio y el vilipendio. Más allá de la vida, asesinada -vale preguntar-, ¿qué más se tiene que dar para lograr el voto a favor de un gringo?

¡Ah, no, pero después tienen frente para hablar de derechos humanos, cuando son sus principales mancilladores, fuera y dentro de sus propias tierras!
Pero no crea, el tema indígena no es el único rasgo del doble discurso de los EEUU. También se llenan las fauces hablando de contaminación y medio ambiente, y hasta donde sé no han querido subscribir el Protocolo de Kyoto, por las restricciones que implicaría para ellos ponerle cortapisas a su gran maquinaria industrial, militar y científica, contaminante a gran escala, reductora de la capa de ozono y promotora del efecto invernadero. ¿Da esta actitud indicios de que le importan los demás cuando no quieren respetar el hábitat? En el fondo -lo sabe todo el mundo- su espíritu imperial lo que busca es apoderarse de las fuentes estratégicas de recursos naturales del planeta, y no hay tratado que les deje las manos libres para eso. Sueñan profundamente, por ejemplo y para tocar un punto que nos atañe, con apoderarse del Amazonas, hipotéticamente único pulmón del mundo en una circunstancia crítica a futuro. Ya andan con la insidia de que no lo sabemos cuidar y le dicen a sus escolares que hay que recuperarlo en algún momento. Tienen al menos tres bases militares en su contexto y James Stavridis, jefe del Comando Sur, ya manifiesta querer conocernos mejor para enseñarnos a "conocer la cultura de la región". A través de tratados y convenciones de protección a la fauna y la flora locales, intentan en lo posible retrasar la exploración y explotación de los recursos de nuestra región, como si nos estuvieran convenciendo de que se los reservemos para cuando ellos terminen de arrasar completamente con otros ambientes.
Porque de eso se trata, arrasar. Su modelo de desarrollo no admite otra práctica, herencia directa de la occidental cuna europea, que alcanzó el desarrollo industrial a costa del arrasamiento de los recursos naturales locales. Ahora, desarrollados, proponen el subdesarrollo para otros y le leen la cartilla del "desarrollo sustentable", concepto que, por cierto, sin las salpicaduras siniestras del colonialismo, es realmente aceptable.
Finalmente, hablan de desarme y de guerra más humanos. ¿Creen ustedes que tenga que documentar este punto? Aquí el doble discurso es primordial. Recomiendan a otros el desarme y ellos se arman hasta en sus dientes. Propugnan el discurso de la paz a través de la amenaza de bomba o la invasión. Propugnan el respeto a la soberanía de los pueblos y es el país que más invade. Propugnan la consolidación de las democracias en el mundo, pero las tumban cuando les conviene, instalando títeres como Augusto Pinochet, en Chile, y Parvez Musharraf, en Pakistán. Cuando no es el cuento del comunismo es el terrorismo, y están a un paso de declarar, oficialmente, al islamismo como causal de guerra.
El corolario en este aspecto bélico y de desarme es su negativa a ratificar el tratado de Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE), ya hecho por Rusia y otras antiguas repúblicas soviéticas.
¿Entonces? ¿Con qué moral hablarle al mundo de paz, guerra, ambiente o derechos humano? ¿Con cuál?

Blogalaxia: ~ Technorati:

jueves, 27 de septiembre de 2007

Del maletinazo nacional a uno municipal


Antonini Wilson lo pillaron con un maletín contentivo de 800 mil dólares. Las investigaciones están en curso y el hombre, según informaciones por ahí, parece que amenaza con hablar. Significa que hay uno o varios gatos encerrados, dado el misterio, y que hay que esperar el fruto de las investigaciones. Mientras tanto, independientemente de lo enmarañada que esté, la noticia se traduce para los venezolanos en un botellazo moral con repercusiones que inciden en dos aspectos: (1) de inmediato el bolsillo del trabajador venezolano se siente humillado, aunque devengue el segundo mejor salario mínimo del continente. No es aceptable que otros jueguen deportivamente con cifras con las que algunos ni pueden soñar siquiera contenerla en su mochila (2) el hecho desquicia el discurso gubernamental de crítica al pasado oprobioso de los cuarenta años, en el que prácticamente cada funcionario cultivaba su particular granja de maletines felices. Memorables son las maletas de CAP, Vinicio Carrera, Cecilia Matos y Blanca Ibáñez.
Al día de hoy constituye la corrupción junto con la inseguridad el problema emblemático a atacar en el país. El esfuerzo del gobierno bolivariano de redistribuir la riqueza se empaña con estas banderas de rapiña, aun en el supuesto de que el asunto sea una treta desprestigiante puesta en práctica en un contexto internacional, involucrando a varios países, Argentina y EEUU, último este siempre sospechoso. Sabido es que el problema de la corrupción en Venezuela es toda una cultura, sino ya de esencia genética (son muchas décadas de robo sistemático a la cosa pública), lo cual es más grave, colocando a la sociedad venezolana en un trance de mutación para lograr exorcizarce, más allá de un discurso o postura oficial de cambio. La rapiña de funcionarios corruptos no remite ni siquiera bajo sistemas políticos donde su castigo es la pena de muerte, como en China.
La trampa tiene sus técnicas evasoras, pero no significa que no se tengan que tomar acciones en macro, como un severo registro de las riquezas iniciales de cada funcionario, una constante auditoría para indagar el uso y abuso de las partidas presupuestarias de cualquier clase.
No es para menos: el "maletinazo" fue todo un acontecimiento informativo, especialmente en la prensa política opositora. Pero hay un pequeño maletinazo que pasó bajo la mesa, esta vez en un ámbito municipal. Se trata de unos 40 mil dólares que también le pillaron a un inspector de la policía del Municipio Chacao, reinado de Leopoldo López. Al sol de hoy nadie ha dicho nada, como pasó recientemente con el ataque al diario Panorama por grupos oposicionista, que también pretendió acallar la prensa sesgada de nuestro país. Nadie por allí, que yo haya leído, inició una reflexión pidiéndole explicaciones al alcalde de Chacao, máximo responsable de su muncipio. Nadie realizó ningún vaticinio de una segura y rápida caída de un determinado sistema de cosas.
¿Será que el maletinazo del funcionario del Municipio Chacao es menos que el otro de Antonini Wilson? Ciertamente es menor en cuanto a monto, porque cuantifica 40 mil dólares; pero todos sabemos que es expresión de una única llaga que carcome y desvía a bolsillos particulares la riqueza de los venezolanos.
Según leo en el semanario que cuenta la noticia, el funcionario quería gastarse en compras personales todo el monto en un lugar de Venezuela llamado Boconoíto. ¿Dónde queda? ¿Y porque allá y no en los grandes centros comerciales de las metrópolis? Suena raro ¿cierto?
Si alguien argumentara ridículamente que el delito es menor por el monto manejado, como suelen ser de suyo las discusiones con la tan disociada oposición nuestra, entonces habría que plantear las cosas en los términos que siguen.
Según esta noticia, Venezuela en el 2.005 tuvo un ingreso per cápita anual de 1.820 dólares, lo que al multiplicarse por 27 millones, da como resultado la siguiente cifra: 49.140.000.000. De la totalidad, el caso Antonini Wilson, es decir, los 800 mil dólares, representa el 0.00162%. ¿Cuánto representa, ahora, 40 mil dólares del ingreso per cápita anual del Municipio Chacao?
Aunque la situación se arrastre a niveles tontos, como el dicho, no pueden obtenerse respuestas ni edificantes ni complacientes, a menos de que se trate de un ejercicio de retórica o de sofismas.

Blogalaxia: ~ Technorati:

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Partidos políticos financiados y Leopoldo López y sus redes populares

Miren esta perla sacada a la luz del día por Eva Golinger: la National Endowment for Democracy (NED) ha canalizado del gobierno de EEUU para la oposición Venezolana el pequeño monto de 3.600.000 dólares por concepto de "redes populares", tutoriadas por el alcalde del Municipio Chacao, Leopoldo López. Ello sin contar que también le han pasado su mesada a AD, Copei, MAS, UNT y Primero Justicia: 11.575.509 dólares (Jósé Vicente Rangel: "Marciano en domingo" en Diario Vea. - (2.007) últ. pág; sep. 23).
Qué pena, ¿no? Sobretodo con la gente del Movimiento al Socialismo (MAS): ¿qué hacen con ese nombre recibiendo dinero de un ente que, dialécticamente, los desconceptualiza? Ni siquiera con el socialismo tracalero de Michelle Bachelet se justifica la venta de conciencias. No digo nada de AD y Copei, porque es su definición ideológica no tenerla: se arrastran al mejor postor. Sólo basta recordar la jugada que le hizo Rómulo Betancourt al Partido Comunista para tasar mejor su especie.
Les cuento: en un principio don Rómulo era capaz de todo con tal de llegar al poder. Fundó un partido de inspiración marxista regulada, vale mejor decir socialista, Acción Democrática (AD), antimperialista y todo, según consta en sus principios; de modo que, en un principio el hombre fue comunista. Luego, cuando la lucha contra la dictadura perezjimenista arreció y las juventudes del Partido Comunista ofrecieron su sangre para tumbarla, como de hecho lo hicieron con su trabajo de hormiga coordinando aquí y allá, entonces vino el mister oportunista y ¡zas! se coronó, haciéndoles luego la vida imposible. Para sostenerse en el puesto, hizo pacto con EEUU y los vendió. Los proscribió políticamente, nada quería saber de comunistas; de hecho, asesinó a muchos.
De Primero Justicia no digo nada: ellos parecen gringos, y más bien habría que criticar que no reciban más.
La idea es crear un aparataje paralelo de resistencia al trabajo desplegado por el gobierno nacional, manteniendo focos encendidos estratégicamente. Especialmente les preocupan las misiones. Por ejemplo, si Chávez se mete en los barrio y crea una pequeña red de cooperativas para suplir las necesidades vecinales, ellos, ni cortos ni perezosos deciden contrarrestar el populismo del "tirano" y tratan de hacer lo mismo con el nombre cambiado, utilizando denominaciones muy afectas a sus ambiciones o formación cultural, digamos, por ejemplo, Red de Microempresarios Jhon Rockefeller. No me cabe la menor duda de que los adecos crearían una con el nombre "Asociación de pequeños comerciantes con Rómulo". Ya en este punto le habrá venido al lector el recuerdo de la propuesta ridícula "Mi negra" del derrotado Manuel Rosales, sin olvidar que ya en el estado Zulia él implementó sus particulares "misiones".
En fin, se trata de captar, canalizar y capacitar jóvenes "líderes democráticos".
El alcalde Leopoldo López, por su lado, sin mucha edad, ya parece un viejo adeco con tantas movidas de pieza que hace. Un ritmo guarimbero parece animar su humanidad. Si no me equivoco, actualmente es vicepresidente del partido rosalista Nuevo Tiempo, perteneciendo hasta hace poco a Primero Justicia. Ahora es tutor de la mano peluda metida en Venezuela desde el exterior, la mano amiga de la gran democracia del norte que quiere contrarrestar a Hugo Chávez dizque con sus propias armas: misiones, redes populares.

El alcalde conceptualizando "redes populares", con un enfático discurso sobre la democracia social, nombre del mismo modelo político económico actualmente en crisis en el mundo occidental. Video tomado de Democracia Social

Todos en conjunto aspiran al gran ideal: derrocar al presidente, legítima aspiración en sus corazones en tanto expreso deseo del Departamento de Estado estadounidense. Si la empresa es violatoria de la ley, ello no tiene importancia en tanto reciban un espaldarazo de la gran potencia mundial, cuyo poder se proyecta por encima hasta de la ONU, recientemente humillada con lo de la invasión a Irak. Las leyes y la historia la escriben los vencedores -se dicen-, y para ellos Chávez no ha ganado. Mucho costó que el concepto de pueblo entrara dentro de sus disquisiciones políticas como factor importante para acceder al poder (antes las elecciones eran una formalidad y podían dar golpes de estado cuando quisieren), y ahora le abren las puertas para que los apoyen en sus maquinaciones políticas a través de la manipulación y el verdadero populismo. Poco falta para que empiecen a regalar latas de leche, como en los tiempos de Carlos Andres Pérez.

Buen video subido por Dotcale, de La Hojita, donde hasta una representación teatral habla sobre soberanía y dignidad nacional ante lo extranjero.

Ni por un momento se ha detenido a pensar qué será del país cuando, derrocado Chávez, los gringos empiecen a cobrar el favor concedido. Es inimaginable. Es país en real quiebra, en manos de la plutocracia criolla, poblada por pendejos cada día mas pendejeados. El país en venta, firmando y comprometiéndose con todos los acuerdos extranjeros desventajosos posibles para la economía venezolana, como ya dieron dieron prueba de ello en los pasados cuarenta años de "democracia". El país fuera de la OPEP, enemigo declarado de Rusia y China, con tontos recuerdos de amistad y solidarid con Cuba, Nicaragua, Bolivia y Ecuador. El país que al ser puesto a bombear siete u ocho millones de barriles diarios de petróleo logra bajar el precio a diez dólares, ayudando a los EEUU y perjudicándose a sí mismo. El país prostituido, violado en su soberanía, postulado seguramente por algún loquillo de esos para ser el estado anexo cincuenta y tanto de los EEUU. En fin, el país de las mujeres bonita y el petróleo barato, monoproductor y colonialista.
Puesta Venezuela en franco retroceso, como el descrito, no es de extrañar que ellos mismos, sus eventuales conductores, propongan una reforma constitucional para estatuir el medieval derecho de pernada, cuando ya el recurso de bajarse los pantalones no resulte complaciente para el interés extranjero.

Blogalaxia: ~ Technorati:

martes, 25 de septiembre de 2007

Teodoro Petkoff: de otrora jefe guerrillero a confiscador de derechos laborales

El hoy socialista "bueno", Teodoro Petkoff, antiguo luchador por los derechos civiles, es decir, antiguo comunista, le ha dado a su vida una voltereta tan inusitada que a uno, simple mortal de la calle, no le queda otra opción sino creer en los llamados "cuentos de camino", es decir en esas historias que te explican de un modo mágico la vida humana, porque la usual manera de comprender las cosas parece resultar inútil. Es una lógica del diablo que, naturalmente, genera incredulidad en el humano, acostumbrado a ver, por ejemplo, que el agua cuando llueve cae a la tierra y no al contrario, esto es, que suba al cielo.
Muchas razones confluyen quizás en estos cambios intelectuales, semejantes a mutaciones animales en la naturaleza, todo en virtud de la natural supervivencia. El cansancio de llevar una vida estigmatizado como el dirigente demonizado de la izquierda, la caía del muro de Berlín y el desmoronamiento de viejo templo de sus especiales ideas revolucionarias, la ocasión que tuvo de probar las dulzuras del poder cuando fue el hombre fuerte de Caldera, lo cual lo llevó a la convicción de que había equivocado ideológicamente su vida; el deseo eterno de presidir al país, que no falta en cualquier político, o, sencillamente, la vejez, que estraga al intelecto con una compleja incidencia hormonal y miedos conservacionistas, instintualmente hablando.



1979: "LA SANGRE DE PETKOFF El jueves 25 de octubre, la violencia tomó las calles de Caracas, a raíz de la huelga obrera realizada en todo el país. La jornada terminó con destrozos en las vías públicas y dejó más de sesenta heridos. Entre los lesionados, estuvo Teodoro Petkoff - quien aún no se había lanzado a presidenciales- y otros dirigentes obreros y políticos." ( Tomado de Notitarde.com)


Lo cierto es que hay un cambio, y, biológicamente hablando, se entiende porque se opera con el propósito de supervivencia, independientemente de la causal. Pero en el caso de Teodoro hasta los mismos animales se asombran, porque cuando ellos mutan ni se enteran y no cambian de especie tan rápido, siendo vehículos de transferencia genética para las futuras generaciones (¿lo es él?). El tigre continúa siendo tigre y el ratón, ratón.
Cuando el hombre fungió como el funcionario fuerte del gobierno de Caldera y con su Cordiplan y otras dependencias les birló los trabajadores venezolanos sus prestaciones sociales, daba síntomas firmes de su telúrica mudanza. De luchador de calle, peleador contra regímenes oprobiosos y defensor de los derechos de los trabajadores, apenas tuvo chance pasó a formar parte de la otra orilla, alineándose con aquellos que durante tanta vida combatió: los patrones, los pudientes, los amos del valle, los plutócratas, los explotadores infinitos, los hoy golpistas, como si toda su vieja prédica no hubiera sido sino una herramienta desechable para escalar posiciones en el establishment y atenuar las preocupaciones del porvenir, como una temerosa vejez.
Hoy, con lo que hizo, no nos queda duda del cambio de especie. Metido a empresario de los medios de comunicación, defiende sus intereses a ultranza, no escatimando prácticas contra la clase trabajadora que en otro tiempo habrían provocado su indignación e histéricos gritos frente a cámaras de televisión. Sin más ni más botó a los distribuidores de su periódico Tal Cual, defendiendo su derecho empresarial a no arreglarlos ni a ofrecerle ninguna compensación laboral, fiel a su pasada y personal tesis de confiscación.
Ante la presión de los reclamos, sacó entonces la garra de experimentado negociador politiquero devenido en comerciante: les propuso vendiesen el periódico y se quedasen con los ingresos, cuando la realidad es que el apenante panfleto parece que de las cinco mil impresiones que tiene sólo vende mil en la actualidad. Teodoro lo sabe porque él es más inteligente que nosotros -virtud a tan extraordinaria mutación, seguro-, y pretende acallar la crítica con el sofisma generoso de "regalar" su producción. Pero lo que nosotros sabemos es que el hombre a cómo de lugar lo que quiere es mantener en forzada circulación un diario que juega a la desestabilización política del país y que es complacencia de sectores de la sociedad venezolana cuyo deseo es ver al presidente Hugo Chávez dos metros bajo tierra.


Blogalaxia: ~ Technorati:

La seguridad física de Evo Morales y la amenaza de golpe de Estado


Según informaciones, el golpe de Estado en Bolivia ya está preparado, esperando no más el arreglo de una circunstancia detonante en la calle por parte de organizaciones como la CIA y los sectores interesados de la sociedad boliviana. Buscan un muerto, un motín, una escasez alimentaria, una tranca de transporte de insumos importates para la población, un cerco empresarial o que el gobierno de Evo Morales extreme las medidas de seguridad -con algún error o exceso- para alebrestarse. Los factores golpistas, reconcentrados en Santa de la Sierra, han diseñado un plan denominado Nación Camba cuyo propósito es tumbar al "indio de mierda" -como reza el documento- a través de la implementación de cinco pasos estratégicos, uno de los cuales es hacer fracasar la Asamblea Constituyente.
Esperan como zamuros girando en el cielo o posados en la rama de un arbol.
La situación entraña un peligro enorme para la seguridad física del presidente Evo Morales, según puede deducirse del grado de frustración que priva en los sectores ultraderechistas del continente. Con una situación de crisis de las social-democracias a en el mundo, el consecuente florecimiento de alternativas distintas, cuando no de la izquierda, y la última y pesarosa derrota en Venezuela de sus intenciones golpistas, coloca al presidente Boliviano ante la ofensiva de una gente que no se perdonaría cometer más errores. Hugo Chávez está "vivito y coleando".
El golpe no puede fallar, y es sueño dorado volver hacia estadíos saludables en el tiempo, como la época de defenestración de Salvador Allende. El manual tumba gobiernos diseñado en ese entonces por la CIA evidenció ahora, con la experiencia de Venezuela, que la letra escrita se duerme y pierde contacto con la realidad, pero al mismo tiempo tan amargo suceso le dio la oportunidad de actualizarse. Acostumbrados a ver al pueblo como una sola espalda correr hacia allá, lo olvidaron dentro de sus cálculos, y la gente aquí en Venezuela repuso al presidente luego de haber funcionado la receta golpista.
Deben de haber aprendido la lección y, como es lógico afirmarlo, ello atenta contra Evo, quien a su vez debe también encontrar en el pueblo su pervivencia política y vital. Es la misma cofradía de siempre: el Departamento de Estado y los sectores pudientes del país, quienes históricamente se han confabulado para exprirmirles las ubres al patio trasero hasta la saciedad. Son los mismos tanto en Perijá como en la Patagonia de nuestra América, y los conocemos. Quien pare en consideraciones del tipo "EEUU es la mejor democracia del mundo", "combate el terrorismo y la violación de las leyes" y, por lo tanto, es incapaz de conspirar contra la institucionalidad de Bolivia, está viviendo en las nebulosas.
EEUU no para en "estupideces" cuando sus intereses están amenazados. Es el campeón del doble discurso, el país más explotador del mundo, el más grande violador de los derechos humanos, el mayor fabricante de armas de muerte y degradador de las condiciones ambientales de vida en la tierra... En fin, el más inescrupulosos. ¿Lo digo yo? Revísese el pasado y el mismo presente. Basta con tener bajo consideración dos joyas curriculares flagrantes, como la invasión a Irák por encima de la autoridad de la ONU y la terrorífica dictadura que alienta en Pakistán en manos de Parvez Musharraf, como en un pasado hiciera aquí con Augusto Pinochet, de quien obvió todos su crímenes en aras de mantener sus intereses e influencia en una zona que considera su patrio trasero, supuestamente amenazada por el comunismo, viejo cuento de la guerra fría que aún tiene seguidores en Venezuela.
Dado un quiebre de la institucionalidad en Bolivia, su futuro se proyecta nada halagador. La rapiña a duras penas contenida en sus clases pudientes se desataría y en concordancia con los intereses trasnacionales someterían al país a un profundo "rascado de la olla", con todo el apuro de saberse bajo el reloj de la "transición" para la expoliación. Para pagar el favor hecho por el Gran Amo del Norte, los bolivianos traidores se verán en el trance de firmar acuerdos y tratados a largo plazo con él y con las grandes trasnacionales. Un desastre. Cuando el país esté lo suficientemente "asegurado" y comprometido con firmas, entonces llamarán a elecciones, saliendo a la luz pública benefactores disfrazados de ovejitas. Ya el plan Nación Camba maneja un nombre para la sustitución de Evo, René Joaquino, alcalde de Potosí.
Y en esta situación, negada, cabría preguntar ¿dónde estaría Evo Morales?
Fuente: Antonio Leigue, citado en Bolivia, fisiologia de un golpe de Estado: de Salvador Allende a Evo Morales

Blogalaxia: ~ Technorati:

lunes, 24 de septiembre de 2007

La triste cara de los líderes abstencionista de la oposición venezolana


Cuando Ramos Allup, Oscar Pérez y Oswaldo Álvarez Paz llaman a la abstención para la próxima consulta pública sobre la reforma constitucional, proponen un esquema de lucha viciado, incompatible con aspiraciones propias y reflejo de frustraciones políticas, respectivamente. En general, el abstencionismo ha debido ser purgado de la mentalidad oposicionista, dado su devastador resultado para la oposición política venezolana; pero queda claro que sus dirigentes no tienen la serenidad suficiente para matizar con la razón sus propuestas.
Al día de hoy la no participación le ha acarreado a la oposición su casi desaparición del escenario político. Memorable fue la locura de renunciar a sus puestos en la Asamblea Nacional, hecho que, al no cuajar sus propósitos de así deslegitimar al gobierno nacional, la ha sumergido en un profundo arrepentimiento y orfandad política.
Ha debido aprender de experiencias propias, pero como se dijo, cuando la desestabilización y el golpismo anima corazones, el juicio se traslada a ese incansable órgano de las emociones. El abstencionismo oposicionista, más allá de frustrar un evento particular de propuesta gubernamental, se enfoca perennemente a deslegitimar al gobierno todo y a aflojar y apretar tuercas que conduzcan a la caída de su líder, Hugo Chávez. Más claro no lo pudo cantar uno de sus teóricos desde el exilio en Miami, Robert Alonso, por cierto refiriéndose a uno de los mencionados arriba, Oscar Pérez: no se puede participar en ningún acto que legitime al gobierno, ni siquiera aspirando a puestos como de gobernador o alcalde.
Cuando afirma que Oscar Pérez aspira a postularse como candidato a la gobernación de Miranda pone en evidencia el mundo de incoherencias que inspira a la oposición, amén del cálculo y la hipocresía. El hombrecito llama a la abstención, pero en su fuero interno acaricia el sueño de ser elegido gobernador -supongo que por esa misma vía. ¡Qué bola, no!
Ramos Allup, el aniquilador de Acción Democrática, es un gurú caído en desgracia. Su conspicuo talento para la rencilla y la intriga partidistas no consigue campo de acción en un panorama opositor en desbandada. En una situación de indisciplina política (donde hasta un sifrino estudiante le quita protagonismo a los viejos) y huérfano de viejas prebendas, su otrora exitosa posición de personaje tras bastidores ha tenido que ser abandonada para salir a la luz pública a dar consejos al sector opositor, con las consabidas consecuencias para él y lo suyos: AD no existe, y la oposición, de seguir sus recomendaciones, tendrá que ir pensando en una sepultura.
A Oswaldo Álvarez Paz le pasó como Norkys Batista, cada cual en sus disciplina. Ambos se preparaban para acceder a la etapa gloriosa de su vida cuando apareció en el firmamento la estrella de Hugo Chávez. El primero anda por ahí como alma en pena rumiando su frustración de no ser presidente de Venezuela, aterrado con que el pueblo elija "perpetuamente" al tirano para la silla del Palacio de Miraflores; la otra preparaba sus espejos en RCTV para entronizarse como la diva de Venezuela, firmando jugosos contratos de trabajo con la planta y preparando la plataforma para ser exportada, como todos los que se van al norte, y de pronto ¡zas! todo se derrumbó: el "ser grosero" cerró el canal y ella, después de defenderlo tanto, fue despedida del canal "como un perro sarnoso", como dijera un jocoso farandulista de un semanario político.

Blogalaxia: ~ Technorati:

domingo, 23 de septiembre de 2007

Leopoldo López propone la clandestinidad

Supongo que es cierto: todo político aspira el poder. Cada uno, en su visión de mundo, acaricia la megalómana idea de implementar prácticas, propuestas o reformas que lleve el sello distintivo de su personalidad. Pero para ello, lógicamente, deben hacerse con un lugar donde desplegar ese poder.

La aspiración se complica cuando, como en la oposición venezolana, no se consigue dónde, es decir, el pueblo no la faculta con su visto bueno para que mande o haga tal o cual cosa. Tienen en su poder una o dos gobernaciones, no tienen peso en la Asamblea Nacional, tienen la preferencia del pueblo aproximadamente en un 16% (sumando los 6.3 de un Nuevo Tiempo, los 6.1 de Primero Justicia, el 1.7 de Proyecto Venezuela, el 1.4 de AD, el 1.2 de COPEI, 0.7 de Podemos, 0.2 del MAS. Ver encuesta VENOPSA en J.A. Almenar "Exclusivas de Última Pagina" en Quinto Día. - (2.007) sep 21 al 28) y cuentan con dirigentes como Ramos Allup y Rosales que someten a sus partidos a una quiebra política y restan imagen e inteligencia, respectivamente.
Las causas de su frustración e impotencia se la atribuyen a Hugo Chávez, acostumbrados a balancear sus análisis de modo sospechoso o sesgado: ni por un minuto se les ocurre rectificar, pensar en los errores cometidos, ofrecer un mea culpa al país, echarse un bañito de humildad de vez en cuando, que hasta creo les puede reportar una buena imagen ante los venezolanos, sobretodo aquellos que adversan al gobierno de modo sincero y hasta honesto, ansiosos de encontrar una oposición que dé la talla a la hora de ofrecer una alternativa al país.
Pero ante el cielo nublado que es para ellos un país que apoya mayoritariamente a Hugo Chávez, ellos pierden la calma, la paciencia, la bridas, se desbocan y cometen barbaridades. Ya dieron su golpe de Estado. Ya intentaron sabotear todo lo imaginablemente saboteable, y aún continúan en la idea.
Llegaron incluso a proponer, con el sueño de debilitar económicamente al gobierno, la idea escindir el estado Zulia de Venezuela, con toda la facilidad y posibilidad que le da el gobernador golpista de esa entidad. Los animaba el aplauso del Departamento de Estado gringo.
En ese mismo contexto de desesperación e impotencia, hoy, sin ninguna cortapisa, Leopoldo López, alcalde del Municipio Chacao y caza brujas golpista, esboza la posibilidad de irse a la clandestinidad para combatir a "este comunismo que nos está matando". Así se lo manifiesta al diario La Nación de Argentina:


Incluso hasta la clandestinidad es una de las opciones sobre las que tenemos que ir preparándonos... El que no se lo plantea, no interpreta adecuadamente lo que está pasando en Venezuela. Quizá lleguemos al punto de que la disidencia política sea criminalizada de tal manera que tendremos que plantearnos cómo organizarnos en la clandestinidad, por supuesto que sí" (Tomado de Ernesto Villegas Poljak "Contra Corriente" en periódico citado)

Habría que preguntarse que si para él la disidencia ideal es andar apoyando golpes de estado, desestabilizar con guarimbas, asolar embajadas y detener ministros sin que la penalización de las leyes. En ningún país. ¿Cuánta más libertad que la conferida por la impunidad de los hechos de abril de 2.002?
La propuesta encaja en la secuencia definitoria de su perfil, y es hasta lógica.


Blogalaxia: ~ Technorati:

sábado, 22 de septiembre de 2007

Domingo Alberto Rangel y su incompatibilidad revolucionaria

Las palabra taxativas de Domingo Alberto Rangel no dejan otro camino: a Chávez hay que asesinarlo, si de sacar por sacarlo se trata. Es el único chance de la oposición, en sus palabras, porque es claro cuando reitera que "Chávez no saldrá por la vía electoral".
Considera que el presidente es más un "jodedor", con madera de politiquero, que dictador, como lo bautiza el oposicionismo internacional. Es un demagogo que maneja un cuento socialista "feudal o primitivo o cristiano" que mantiene engañada a las masas populares, quienes al descubrir la estafa -vaticina- dejarán de apoyarlo, se dispersarán en lo desde un principio son, por más que se organicen el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en una montonera.
Considera que Osama Bin Laden, fuera de la doctrina, reune todas las virtudes del revolucionario, arquetípicas como las del Che Guevara, por encima de cualquier Chávez, Evo o "sinvergüenza" de Nicaragua.
Y como corolario de la entrevista, en un esfuerzo de síntesis, sentencia que toda revolución es "incompatible con la democracia", porque por naturaleza es autoritaria, dándole el semanal pábulo al oposicionismo venezolano, quien tomó el argumento y lo nutrió con sus abiertos deseos de exterminio presidencial. Por ahí oí a Nitu Pérez Osuna el día jueves en su programa radial hacerse eco del argumento y darle y darle hasta convertirlo en un cachivache imaginario.
De modo que para este intelectual venezolano, fuera de Osama Bin Laden, pareciera que el verdadero revolucionario es el que ya está muerto, acostumbrado, según
estimo, a ideologizar sobre la base de los íconos y los símbolos, esto es, a entrar en batalla manejando ejércitos de sombras, batallas perdidas de antemano. Según se desprende, el capitalismo o neocapitalismo es una forma de vida tan poderosa, tan visceralmente natural, que es mejor no perder la vida ideando maneras para el cambio, mucho menos enfrentándolo, como si hubiera que esperar que se derrote a sí mismo, por cansancio, mientras en su trapiche se amontonan montañas humanas de guiñapos. Habría que preguntarse, entonces, dado lo condenatorio de sus propuestas, por qué hay hombres dados al trabajo de ejercer inútiles profesiones, como un revolucionario, por ejemplo; y porque hay otros dados al trabajo de teorizar a lo largo de su vida sobre lo inútil.
Por supuesto, hay que tener en cuenta que nunca es tarde para rectificar, como lo hiciera un grupúsculo de revolucionarios venezolanos como Américo Martí, Teodoro Petkoff, Pompeyo Márquez, Gabriel Puerta y otros, quienes presurosos le pasaron el borrador a la militancia errónea de su vida al contemplar el desplome del Muro de Berlín, la desingración de la URSS y el predicado hecho de que China se estaba pasando al bando de los "buenos". Como si estuvieran por encima de la historia, consideraron que el evento sellaba el final de un experimento, de una idea, de una postura filosófica, de sus propias vidas. Y pasado el tiempo, cuando usufructuaron atoradamente del mismo sistema otrora combatido, notan impávidos como los hechos vuelven, negándose a morir, causándoles malestar en el espíritu, ansioso de olvido; entonces recuerdan los lugares comunes de su juventud, época de ideales, sintetizados en frases hechas, como estas: las ideas no mueren, se transforman.
En sintonía con el callejón cerrado de sus apreciaciones, habrá que suponer también que el capítulo Allende no es más que un accidente histórico, donde el mentado socialismo de incompatibilidad democráticas ascendió al poder a través de las vías consagradas de la "democracia" capitalista. Pero que va, cuando toda una vida esta fundamentada en un culto a la muerte y la derrota (se ganan guerras con mártires, símbolos e ideas), nuevas empujones de la historia, nuevos estilos, nuevas formas de vida, nuevas versiones, nuevas propuestas, no pasan de ser subespecies o estériles híbridos que desdibujan la propuesta canónica.
Cuando en el contexto de una apología del desbancamiento de un tirano -que de socialista no tiene nada-, no hay ni siquiera la consideración de que existe una real crisis de identidad en la social-democracia mundial y que también existe, como consecuencia, un realce de los pueblos en la búsqueda de nuevas propuestas, es porque se ha disecado tanto el juicio y la capacidad de regeneración intelectual que en el panorama visual los dinosaurios empiezan a lucir como nuevas especies, a fuerza de ser lo único conocido. No se le da un chance a la historia, por más que ella misma se empeñe en demostrar que no hay razones para fundar una ciencia del vaticinio: ella es así, de incógnita e indomable.

Frente a ese hecho, resta vivir de dos más maneras, cayendo un poco en una complicación dialéctica: como hombre de idea que muere al pie de un totem ahistórico, o como hombre de acción (idealista también) que se va a explorar caminos. Así, oímos a los primeros cuando dan su opinión: ¿Revolución? ¿Socialismo?: es una vía idealista transitada cuyo fin le llegó en los años ochenta o noventa, final icónicamente encarnado en la caída del Muro de Berlín y en la muerte de personajes como el Che Guevara, Lenin, Mao y Fidel, que muere... Lo que por ese estilo se aspire, dentro o fuera del canon, está condenado al fracaso. Lo real es lo que vivimos, demostrándose así, por si mismo, que es lo mejor. Es por eso que para los primeros, los segundo jamás pasarán de ser unos aventureros irresponsables que le ofrecen cosas no escritas en la historia a los pueblos, hombres, por supuesto, como Chávez.
Por esta vía deriva Domingo Alberto Rangel en precisar que Chávez es un aventurero con el favor transitorio del pueblo al que hay que sacar por la fuerza, si no se quiere esperar el tiempo natural que tarde el proceso de agotamiento de su imagen y develamiento de su engaño. Como otros adversos, cae en el lugar común de recomendar su muerte como única vía, como lo hiciera recientemente Robert Alonso en Miami a través de su programa radial ("muerto físicamente"), como hiciera en su tiempo Marcel Granier ("no basta salir de Chávez, hay que hacerlo bien y exterminar sus raíces") o como manda Baltasar Porras, jerárca de la Iglesia Católica venezolana: hay que "ponerle un parao a Hugo Chávez".
El siguiente es un extracto de la entrevista que le hiciera Jaime Garvett Ocando en Quinto Día, del 14 al 21 de sept. de 2.007, p. 20. A la pregunta "¿Ha revisado la propuesta de reforma constitucional?", contesta:
Chávez no saldrá por la vía electoral, a Chávez lo tumbarán no sé cómo, si por golpe de Estado, por insurrección, por asesinato, pero menos por la vía constitucional. De modo que es inútil estar debatiendo una propuesta de reforma constitucional y eso no se va a aplicar. A Chávez lo sacarán de manera violenta, no electoral, del poder porque estamos ante un gobierno ventajista, abusador, prepotente, Chávez no saldrá sino por vía no electoral, no sé cuál pero siempre por una vía no electoral, lo digo con todo énfasis

¿Y si sacan a Chávez a través de la vía de un golpe, no se cae, Domingo Alberto Rangel, en lo mismo que despotricas de él: "un gobierno [...] abusador, prepotente"? Escríbe otro artículo de los tuyos o da otra entrevista y explícanos.



Blogalaxia: ~ Technorati:

viernes, 21 de septiembre de 2007

Iconos para exportar: Pedro Carmona, Carlos Ortega y Eduardo Lapi


Debe de ser penoso andar dando tumbos fuera de la patria buscando un país amigo que dé el cobijo que sólo se encuentra en el propio. Un país amigo que se haga de la vista gorda del dineral mal habido que se lleva a cuesta, o que guiñe el ojo a las acciones de desestabilización ejecutadas en el país de origen, desde golpe de estado hasta intentos de magnicidio.
Países disponibles abundan, sobretodo si el fugado proviene de un país donde quien ejerce el poder está peleado con los gringos, adelanta una revolución o anda en una onda de nacionalización de las riquezas nacionales en detrimento del interés de las trasnacionales. Son Perú, Colombia, Costa Rica, Panamá y, naturalmente, los EEUU. Todos aspiran a la Gran Condecoracín del Pie que, por méritos acumulados, entrega periódicamente los EEUU a los países amigos, solidarios con causales de lucha por la "libertad". Y los países de origen de donde tiene más probabilidad de proceder el suplicante son Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Cuba y los que se vayan contagiando de la locura de poner las riquezas de su patria al servicio de los suyos, o por los menos de variar la tradición política de gobernar, para los que no les gustan frases como las anterior.
Pedro Carmona Estanga, el primero de peso, se instaló en Colombia como colombiano en su casa, aunque parece que últimamente no se siente muy a gusto. Simultáneamente se instalaban otros golpistas, entre militares, civiles y periodistas, en la Florida de Luis Posada Carriles. Esto en una primera estampida, hecho que, si se ve optimistamente, constituyó un procedimiento de limpieza moral. Los Poleo, los Urdanetas, los Alonso, los Fernádez y otros, militares ellos que ensuciaron su uniforme, constituyeron la primera camada.
Luego siguió Carlos Ortega, quien en un primer impulso se radicó en Costa Rica, donde no pudieron resistir su pretensión de agitador a distancia y de donde fue expulsado posteriormente. Además, no parecía coherente que un país que recibe facilidades de otro en materia de financiamiento petrolero (Pacto de San José), asuma la actitud de conspirar apoyando conspiradores contra el país dispensador. ¿Cómo manejar después con tanta hipocresía? Como ocurre en Florida, EEUU, donde el gobierno venezolano presta unas ayudas a organizaciones que luego desvían el dinero para apoyar actividades subversivas o contrademocráticas, como desde hace tiempo alertan columnistas del semanario Las Verdades de Miguel. Uno de ellos afirma que Carlos Fernández, el ex dirigente patronal, se ríe de lo lindo recibiendo dinero del estado venezolano.
Finalmente, Ortega arribó a Perú, donde un antiguo amigo de Carlos Andres Pérez lo cobijó, léase Alán García, la última gestión derechista que toma el poder en ese país, según mala gestión propia, precedido por la pésima gestión de Alejandro Toledo, según pobreza actual galopante y dada la salud de la opción alternativa, que paciente espera el final del período presidencial para lanzar su opción a poder. Será un nuevo país que se sume a la decepción del experimento derechista, colonialista y neocapitalista, y busque un viejo nuevo camino conocido.

Ahora anda por ahí Eduardo Lapi, ex gobernador del estado Yaracuy, quizás la entidad más pobre de Venezuela, cuna de varios "baluartes" de la social democracia cuartorrepublicana. Se presume que atesoró una fortuna descomunal, como era la norma en los viejos tiempos adeco-copeyanos, porque para "mojarle" la mano a una larga cadena de cómplices en su fuga se precisa tener mucho billete, amén de soportar financieramente a más de una familia y costear los gastos del traqueteo en el exterior, si no es que le pasan una mesada.
En nuestro país faltan unas cuantas reformas, y es -como ocurre en el país sueño de los oposicionistas escuálidos- que quien no de la cara ante la justicia y sea acusado por corrupción, se le confisquen todos los bienes, más si sobre ellos pesa la sospecha de que son mal habidos.
En un principio se presentó en Panamá, pero cuando vio que Orteguita se instalaba cómodo en un país donde casi lo calificaban de perseguido político, decidió seguir el ejemplo.
Desde ahorita me pregunto, ¿quién será el proximo? ¿será otro gobernador? ¿qué lugar escogerá? ¿será Rosales y Colombia, donde vive "papa" Carmona? Tomen en cuenta que el responsable del estado Zulia últimamente ha ido acumulando méritos para volar como corcho de limonada hacia el espacio interestelar.

Blogalaxia: ~ Technorati:

jueves, 20 de septiembre de 2007

Gobierno del Estado Zulia: ataque a diario Panorama y escuálidas excusas

El asalto al diario Panorama es sólo una pequeña muestra del estilo de democracia que propone el responsable de ese estado, el gobernador Manuel Rosales, bien chapada a la IV república, con pases de facturas y escaramuzas que evocan las bandas armadas de Acción Democráticas y grupos policiales que ajustician según su propia ley, como en el pasado lo hacía la temible policía política Digepol, autora de cientos de crímenes.
No es fortuito que estos hechos "cuartorrepublicanos" tuvieran lugar en un estado gobernado por un señor oposicionista que desde las elecciones anda en campaña política, esperando ser abanderado de la oposición en los próximos comicios presidenciales. Es su estilo y cultura, pues su complexión política toda está cocinada en su militancia en el feneciente partido Acción Democrática, que tanto daño le hizo al país después de la dictadura de Marco Pérez Jiménez.
Primero el hombre participa y apoya el golpe de estado que diera Pedro Carmona Estanga (no se entiendo cómo anda libre, sin estar para nada imputado); segundo, se hace con una policía de irregular proceder; tercero, sus jefes de seguridad (esta vez no se incluye a López Sisco) resultan ser los presuntos asesinos de un funcionario de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) y, por último, ocurren los hechos que son noticias hasta el sol de hoy: el asalto al diario Panorama, aparentemente por razones retaliativas.
Habrá que suponer que hasta aquí llega el sueño presidencial del Manuel Rosales, porque es difícil seguir criticando la gestión de otro si en propia casa se suceden tales bochinches. ¿Con qué moral hablar? ¿Es eso lo que se le propone a los venezolanos: un relajo, un estado penetrado por el narcotráfico, con asesinos en los cuerpos de seguridad y con grupos de civiles destrozando periódicos, los mismos que chillan hasta el ronquido cuando con el pétalo de una rosa (la ley) el gobierno toca a un medio afecto al oposicionismo? Para muestra un botón, dirá el venezolano: ya mostró lo que es y puede dar. Se le fue López Sisco a Manuel Rosales como asesor policial y parece que ahora recibe luces del famoso cierra canal venezolano, Enrique Mendoza.
Es curioso constatar que la furibunda bloguería oposicionista, como los grandes medios, apenas abrió el pico para protestar el hecho, pretendiendo pasarlo quizás por debajo de la mesa. Naturalmente, no están obligados, porque un blog no es precisamente para escribir lo que otros quieran oír, ni siquiera haciéndole honras a la verdad; pero algunos, escritos por periodistas y comentaristas políticos, no se les permite, éticamente, escurrir el bulto. Ahorita mismo estoy leyendo uno que subtitula su post con la palabra REPUDIO (así, con el mismo color), condenando el suceso en tres palabras y lanzándose luego a un feroz ataque retrospectivo sobre el maltrecho diario con la siguiente frase como abreboca "Sabemos que ese periódico no es precisamente un dechado de virtudes".
Al final de la andanada, contrario a lo esperado, uno tiene la sensación de que el pedazo de periódico se merecía la paliza, mereciéndose inclusive un bombazo. Con defensas así, mejor déjame que muera, cariño -diría el periodiquito, como lo motean tan inusitados defensores. Es como si dijéramos que los oposicionistas escuálidos son democráticos a regañadientes.

Blogalaxia: ~ Technorati:

El vampirismo de la oposición política venezolana

Me hago eco de una preocupación recogida por José Vicente Rangel en su columna de los lunes en Últimas Noticias (17-09-2.007) respecto de los planes antichavistas de convertir a Venezuela en nuevo berriche de atentados y desórdenes callejeros utilizando su oposición a la reforma constitucional como telón de fondo. Se habla, incluso, de un atentado contra un alto prelado de la Iglesia.
De paso leo en la misma columna que se realizan reuniones en el este de Caracas entre representantes de la oposición, la iglesia y grupos económicos para concordar un plan contra la reforma, comprometiéndose la Iglesia en movilizar los colegios católicos.
Se preparan, pues, ángeles y demonios, como para una guerra. Los sectores más recalcitrantes no dan cuartel en su obsesión desestabilizadora. En su razzia golpista no les importa matar a los suyos, como ya es conocido desde los hechos del 11 de abril de 2.002, y como es práctica facistoide desde que conceptualmente se definió el maquiavelismo político.
En tiempo pasado, en plena efervescencia golpista, se oía de todo en la calle: que matarían un gobernador muy querido y gordito de la oposición para achacárselo a Chávez y darle combustible a la protesta; o quen matarían un cura para calentar más al pueblo, de una vez por todas, un cura que de paso les molestaba y que así aprovecharían para quitárselo de encima.
Parece que desde hace un tiempo los tigres dientes de sable de la oposición política venezolana acarician un acto desbordante de esta naturaleza, ciegos en su odio contra el "régimen". Hoy, nuevamente, vuelven con el cuentico. Buscan la violencia a cómo de lugar, cónsonos con aquella apreciación de que revolución y socialismo no es compatible con la democracia, aunque la democracía que se tome como canon sea una manzana requepodrida.
Para estas mentes, las cosas tienen que promediarse bajo un baño de sangre, dejando idealismo y humanismo para las páginas de libros de ciencia ficción. ¿Revolución pacífica? ¿Qué locura es esa? Si la historia -la de su conveniencia- la define como un proceso bañado en sangre, y, si es a lo chileno, mejor.

Blogalaxia: ~ Technorati:

Etanol y petróleo versus miseria colonial

Nadie pretende eternamente vender petróleo, porque de sabido es que se acaba. Es una riqueza que mana de modo natural en privilegiados países con yacimientos. De él se ha dicho que es el oro negro, el excremento del diablo y la última Pepsi Cola del desierto, para utilizar una frase hechecita cursi.
Lo cierto es que quien lo tiene, paradójicamente, en su mayoría transita estadíos de subdesarrollo, y se ve continuamente sometido a presiones de mercado y a movidas estratégicas de piezas en el plano internacional, bajo fuertes apetencias de poderosos países consumidores. En su nombre se suscitan guerras e invasiones, y hace deseable para las grandes potencias que las fronteras geopolíticas y administrativas de los países productores sean borradas de las mentes y colocadas bajo su arbitrio. Ser dueños del petróleo mundial no es cualquier baratija. Así, por esta onda, oí hace poco -nada confirmado- que en algunos centros de enseñanza estadounidenses se les inculca a los pequeños la idea de que el Amazonas, llamado el pulmón de la tierra, es de propiedad gringa y que es necesario irse preparando para recuperarlo de las manos de unos indios estúpidos que lo cuidan.
Los chorros de riqueza que disparan los pozos, según lo dicho, parecieran no traducirse en el beneficio deseado, dada la situación poco diversificada de las economías de los países productores y dada su dependencia de los países industrializados. Como si creara en el consciente colectivo la idea de una fuente de la eterna riqueza, inductora de la flojera y el facilismo, que crea a su vez una ficción de fortaleza sobre una edificación con patas de barro. De modo que el bendito recurso en semejantes condiciones deviene en maldición.
Lo ideal, por consiguiente, sería salir de él lo más rápido posible, en las mejores condiciones de venta con el propósito de "sembrar" -como acuñó el viejo Uslar Pietri- los ingentes recursos obtenido en la construcción de nuevas vías económicas. El primer efecto sería de carácter psicosocial: a trabajar se ha dicho y a aprender nuevas profesiones para poner a producir al país, porque Venezuela (como otros países) ya no cuenta con la "papita pelada". De inmediato otro tipo de fuerzas "interesadas" se cernirían sobre el país, pero ya no serán las petroleras, de suyo demoníacas y enajenadoras.
Dijo Ronald Reagan una vez que pondría a la OPEP "de rodilla", y lo hizo, vendíéndose para entonces el barril en la irrisoria suma de $8. Pero fue un logro pasajero, pues los precios rondan en la actualidad el monto de $100 por barril. Los grandes consumidores de energía son los principales responsables de semejante situación en detrimento propio, pues parecen derrochar y consumir como si la materia prima se fuera a acabar pronto, lo cual es cierto. Una vez oí a Carlos Andrés Pérez rogarle a la OPEP que no aumentara los precios porque los países industriazalidos se pondrían bravos y buscarían fuentes alternas de energía, palabras a todas luces de la época de piedra y propias del mismo CAP, huérfano de la noción filosófica de que la ciencia jamás puede detenerse en el contexto de la humana inquietud por conocerlo todo.
Los Bush hacen el gobierno que todos esperaban. Dado los precios altos del combustible, invaden para obtenerlo "gratis", aunque en Irak los pozos no pueden bombear el oro negro en la cantidad deseable. El terror de que los precios superen la barrera de los $100 ha puesto a correr a más de un país de los llamados de "primer mundo" con su respectivo armamento colgado a la espalda, sus asesores cienfícos a un lado y los asesores políticos más allá, buscando acuerdo a diestro y siniestro con países claves para conjurar la amenaza. Así se explican recientes alianzas, una de ellas la EEUU-Arabia Saudita, sospechosa por los cuatro costados dado el buche petrolífero gigantesco de los sauditas; así, también, el asunto viene a afectarnos de modo directo, con las últimas camorradas de los EEUU con respecto a Venezuela, locos por derrocar al presidente del país poseedor de las más grandes riquezas. No debe tampoco sorprendernos que utilicen sus perros, como la dirigencia colombiana, para azuzarlos contra nuestra soberanía sobre el Golfo de Venezuela, seguramente dotado de unos cuantos recursos que le quitan el sueño a muchos.
Finalmente, hablan los científicos y los políticos al unísono, con una voz que nos suena insistentemente gringa: la salvación está en el maíz, en el etanol. Vamos a producir etanol. Hagamos que el mundo produzca etanol. Suficientes halagüeños hay por ahí como para que lo tengamos que hacer nosotros mismos. A los mismos países vendedores de petróleo les podemos sembrar la idea maicera, no importando que atenten contra sus propios intereses económicos. Total, ellos estaría gustosos. Brasil está dispuesto, pues es muy grande para conformarse con el poquito de petróleo que produce; ya México lo hace, aunque sin tener la necesidad de hacerlo (ellos son nuestros no sólo hasta los límites de la vieja California. ¡Qué padre"); muchos otros hay por ahí que mueren por complacernos. ¡Vamos, recursos hay!
Y el maíz ahora, de ser en un tiempo sagrado para los mayas, parece devernir en una nueva modalidad de maldición para el mundo en desarrollo, en especial para los países nativos, como México, Centroamérica y otros países del continente suramericano.
Veamos, y cito casi en su totalidad la nota interesantísima de Gustavo Alonzo Jaime en "Verdades de Cojedes" en Las Verdades de Miguel, p. 19, del 14 al 30 de septiembre 2.007:
El director general de la Organización de la s Naciones Unidas para la Agricultura y la alimentación (FAO), Jacques Diouf, en entrevista ofrecida al Financial Times, expresó que: "Uso de maíz para producir etanol está aumentando la pobreza", provocando excesos en las reacciones sociales y políticas de países productores de este cereal. Igualmente aseveró que "los temores sobre el impacto inflacionista de los biocombustibles sobre los precios ha incitado a Cargill, la compañía agrícola más grande del mundo a solicitar apoyo a la Casa Blanca para aumentar la producción del etanol con subsidios de impuestos". Con respecto al maíz, éste representa el 65% del consumo en países en vías de desarrollo, mientras que en los países desarrollados su consumo es de apenas del 10-20%. Esta situación derivada hacia el etanol también tiene graves consecuencias en la producción de la caña de azúcar, zanahoria girasol y palma africana, entro otros cultivos, además de haberse ratificado el alza de precios en la adquisición de tierras desplazando a campesinos principalmente en países como Brasil, Argentina, Nicaragua, México, Uruguay, Colombia, etc.

Para complementar sobre los estragos del etanol, ya por vía del video, agregamos el siguiente video cargado en Youtube por la Televisión Española, sugerido por una lectora de está página.

Tal panorama hacen muy vigentes las previsiones del presidente Hugo Chávez cuando muestra sus reservas a la hora de firmar acuerdos comerciales con leonidos países que imponen asimétricas condiciones a su favor. Muchos mueren por ahí con el deseo de firmar un ciego TLC con los EEUU, y hasta el mismo Negroponte (18 sep 2.007), el número dos del Departamente de Estado, se pronunció pidiéndole al Congreso celeridad en la aprobación de varios TLC con países latinoamericanos (Perú, Panamá y Colombia) antes de que Chávez les embasure la cabeza y salga victorioso en eso de hacerles ver las desventajas de los acuerdos, frustándolo todo. El Alca es un mal recuerdo.
Respecto de los campos de maíz, perdón de petróleo, me viene al recuerdo una canción de Alí Primera, aquí para ustedes. Lo lamento por la sensibilidad escuálida oposicionista venezolana.

powered by ODEO
Blogalaxia: ~ Technorati:

miércoles, 19 de septiembre de 2007

Robert Alonso y su apología de la guarimba

Para oír, click aquí

Disfruté mucho la retransmisión que hizo La Hojilla (ayer martes 19) de un programa radial que dirige Robert Alonso, hermano de María Conchita Alonso y dueño de la finca Daktari, aquella donde descubrieron a más de medio centernar de paracos entrenándose para crear desestabilización en Venezuela. No es para menos: el conductor del programa mayamero estaba en un estado muy proximo a la ebriedad, desatado, verborreicamente hablando, víctima de un paroxismo antichavez que lo convirtió en una criatura circense. Transido de un patriotismo que le nace de saber a su país de origen bajo el contexto de la Revolución Cubana, se dio golpes de pechos para que la audiencia comprendiese la gravedad implícita en la supuesta cubanización de Venezuela. Al final se oyó el tintineo de los cubitos de hielo en el whisky, y el patriota cerró el programa invitando a la gente acercarse al programa con una bebida, un "whiskisito", "un trago", o cualquier cosa que hiciera olvidar las frustraciones. Repitió hasta la saciedad la dirección http://www.venezuelasinmordaza.net/, donde usted podrá encontrar técnicas para "todas las neuronas" de cómo organizar guarimbas.
(Para saber de qué hablamos, échele un ojo a uno de sus "trabajos" en esta dirección, videos verdaderamente apenantes de manipulación de imágenes, de la verdad y de la dignidad humana misma, haciendo llamados a meter a Venezuela en una olla de sangre, utilizando, paradójicamente, la imagen misma de Chávez, fuera de contexto, porque hasta para eso les alcanza el presidente, para llamar a la violencia, a falta de liderazgo propio. En verdad el hombre cree en la guarimba como su invento para derrocar presidentes, como lo secunda este otro, que sí colocamos porque es de libre distribución en Youtube).


Entre las bellezas que mencionó a lo largo de sus apasionadas preocupaciones por Venezuela, están las alusiones a Antonio Ledezma, Manuel Rosales, Oscar "Cabeza de motor" Pérez, Hernán Escarrá, Martha Colomina y otros que se me escapan, seres poco más o menos que bolsas intelectuales, en sus palabras. Por ejemplo, de Antonio Ledezma y Oscar Pérez, el hombre cuestionó el modo infeliz e ineficiente de cómo pretenden encender la calle, anteponiéndose el mismo, Robert Alonso, como un hombre con estilo y efectivo a la hora de crear zozobra, pues se considera el teórico y el pragmático de las guarimbas, única salida a la crisis chavista. Sueña con que el 40% de la gente inconforme con el gobierno tranque el frente de su casa en los próximos días.
De Martha Colomina y Hernán Escarrá abominó de la universidad donde obtuvieron sus títulos universatarios, lo cuales no sirven un carajo a la hora de tumbar gobiernos. Se pregunto qué podían saber ellos de guerra, y en general se preguntó qué podía saber venezolano alguno sobre la pérdida de una patria.
A vuelo de pájaro soltó el tubazo de que Oscar Pérez se preparaba para optar a la gobernación del Estado Miranda (¡Agárrate, Diosdado!), acompañado de una reprimenda: ¿cómo pretende un luchador por la libertad estar ocupando cargos bajo la forma del gobierno chavista, si con eso se refrenda el sistema que se combate?
Así es de triste e incoherente la oposición venezolana, ahora con satélites internacionales. Como le oyera un día a José Vicente Rangel: la oposición venezolana semeja un saco de gatos.
Robert Alonso vaticinó que Oscar Pérez, Hernán Escarrá y compañía tienen un asilo seguro en Floridad, donde los espera para darle una inducción guarimbera.
Por cierto que sale al pelo comentar sobre las andanzas del abogado constitucionalista, quien ha dejado muy mal parado al filósofo del Zulia, Manuel Rosales: bastó que llamara a la oposición venezolana a salir a las calles en un frente contrarreformista para que rápidamente se colocara en el primer lugar en las preferencias del oposicionismo venezolano (vea la web del diario 2.001: "¿Quién cree usted que debería ser líder de la oposición?"), avergonzando los ingentes esfuerzos del filósofo para descuidar la gobernación del Zulia y dedicarse a una precampaña propia presidencial a nivel nacional. El gordito lo dobló en las preferencias, pues sus llamados abiertos a la rebelión, junto a Oscar Pérez y Oswaldo Álvarez Paz, saciaron el sediento apetito de los radicales oposicionistas venezolanos. Julio Borges, por cierto, figuró entre los últimos, limpiando el sótano.
Se estima que pronto cada líder oposicionista se preocupe por las encuestas y empiece, consecuentemente, a realizar llamados públicos a la rebelión, con miras a frustrar la reforma constitucional con la ñapa de tumbar a Chávez, o viceversa.
A propósito, el señor Robert Alonso fue claro en afirmar que si en los Estado Unidos se hiciera ese tipo de llamados a la población, sus responsables irían presos ipso facto; que eso ocurre en Venezuela, náda más, así que aprovechen.
¡No se puede con tanto cinismo!
En este sentido, lo máximo de su alocusión fue la mención de un encuentro que durante las guarimbas pasada tuvo con una llorosa señora, quién le pedía consejo de cómo tumbar a Chávez porque éste le había matado a un hijo en los hechos de su finca Daktari.
¡Es el colmo, y que lo diga públicamente! Definitivamente algo huele mal en Florida. Siempre algo humano se descompone sobre la faz de la tierra.

Blogalaxia: ~ Technorati: