Compartir la entrada

miércoles, 1 de agosto de 2007

De una conspiración angelical y otros demonios

Bueno, le salio frutero a la Iglesia Católica en este blog, pero confieso que no tengo la culpa. Es el tema del día, más cuando se afirma que desde el exterior, específicamente desde el Vaticano, se afinan criterios para satanizar partiendo de Caracas a la llamada Teoría de la Liberación y para insinuar que Chávez, Fidel Castro y el presidente de Irán constituyen un eje liquidador del cristianismo de la fase de la Tierra (véase J.L. Carpio: "Puerta de Alcalá" en Las Verdades de Miguel (del 27-07-07 al 02-08-07). Sabemos que el objetivo soñado -cada vez más anémico- es la defenestración de Chávez, y se pisa ahora este nuevo pedal que es la Iglesia Católica, con toda sus bases de operaciones esparcidas por la América oligárquica (si Honduras suena en su cabeza no es casualidad) ¡Ya los desesperos han perdido los aperos! No hay creatividad. Acuérdense de Don Baltasar Porras con su movida en Cuba, donde no logró un cargo con más punta de bayoneta en la XXXI Asamblea Ordinaria del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). Al salir en retirada su plataforma mediática argumentó que lo habían expulsado de la isla por hablar mal de Chávez, a quién acusa de haber secuestrado el lenguaje divino. ¡Señor mío, yo pensaba que lo había visto todo! ¡Aún me falta para ponerme viejo! Eche un ojo a la prensa del fin de semana, sobre todo a un magnífico trabajo de opinión escrito por Vidal Chávez López en el semanario Temás Venezuela (del 27-07-07 al 02-08-07)



Publicar un comentario