martes, 31 de julio de 2007

Hugo Chávez: estigmatizaciones y satanización mediática

Los sesudos analistas de la oposición agotan con su también agotado esquema de ataques al gobierno presidido por Hugo Chávez. La variedad de confección de artículos políticos o programas de TV no sobre pasa a los siguientes tres estigmas: (1) Hugo Chávez dictador y el III Reich, (2) Hugo Chávez el asesino del 11 de abril, (3) Hugo Chávez comunista, (4) Hugo Chávez zambo y (5) ahora Hugo Chávez infinito por lo del continuismo en el poder. No digamos nada de la ironización o el sarcasmo, que son recursos retóricos y del escribir político, pero los puntos enunciados denuncian a su vez la calidad humana de quien escribe, sus complejos o frustraciones, su fatuidad colapsada. Hay animalitos políticos por ahí que se duelen de que un zambo con formación no aristocrática se haya convertido en el adalid de una nueva generación de pueblos que anhelan libertad e igualdad político social. Rafael del Naranco, columnista del diario el Mundo se ubica se ubica en la primera categoría: cuando escribe no sale de un eterno manoseo de conceptos hitlerianos o franquistas endilgados a Chávez (ver "El tótem del poder absoluto", en El Mundo y sus vueltas, Diario el Mundo (26-07-07); a Roberto Giusti y César Miguel Rondón (yo oí a éste en radio el 11 de abril mismo)les encanta el punto 2; Martha Colomina y el locutor ex moderador de A Puerta Cerrada, el punto 3; a los editoriales de El Universal ("hordas" y "bollos bajo el sobaco") y a otros periodistas, el 4, y a todos el 5.



Publicar un comentario