Compartir la entrada

sábado, 15 de septiembre de 2007

Parvez Musharraf, el buen salvaje o dictador conveniente

Parvez Musharraf tomó el poder en Pakistán hace ocho años mediante un golpe de estado cruento y expulsó a quienes detentaban cargos de dirigencia nacional. Masacró a plomo limpio a 700 personas y a su lider Rasheed Ghazi, un Ulema que había pedido se aplique la Sharia -el código de ética islámico- contra los líderes pro occidentales del país que la perventían, en los hechos conocidos como la Masacre de la Mezquita Roja. Gobierna un país que se hizo oficialmente con la bomba atómica en 1.998. Realiza esfuerzo por destituir al presidente de la Corte Suprema, porque éste ha manifestado que él, Parvez Musharraf, no puede postularse a los comicios presidenciales de fin año si no renuncia a su cargo de jefe de las fuerzas armadas. Y hoy acaba de expulsar nuevamente del país al ex-primer ministro Nawaz Sharif (ya lo había hecho cuando el golpe), quien regresó al país para participar en la contienda electoral y al parecer encarna la opción de triunfo, porque canaliza el malestar contra-nacionalista que el dictador ha generado en el país.
Y todo esto con la anuencia y apoyo del Departamento de Estado estadounidense, los promotores de la "mejor democracia del mundo", quien considera a su perro islamita como aliado clave en su "guerra contra el terrorismo", azuzándolo a realizar persecuciones brutales contra disidentes, líderes y militantes fundamentalistas en un país que comparte fronteras con Afganistan, donde los gringos ahora se han dado a la tarea de aumentar la producción de psicotrópicos bajo el anuncio de lucha contra Al Qaida. Más allá del parapeto comunicacional, se sabe que EEUU instigó la masacre, sólo comparable a otra realizada por ellos mismo, la de Faluya en Irak. Son crímenes de lesa humanidad para su colección.
Pero usted no ha oído a nadie por estos lares pronunciarse contra la maravilla de los EEUU y su democracia, usted no ha visto escandalizar a nadie porque se construyan armas nucleares, ni porque dé y apoye golpes de estado, ni porque cobije terroristas en su país. Usted no ha visto que expediente tal haga desistir de su amor a muchos idólatras por ahí. Todo eso es mentira, de seguro -argumentarán-, es mentira. Menos verá a usted en Venezuela a nadie recapacitar para seguir lamiendo plantas de pies gringas, donde el grueso del oposicionismo, por el contrario, acaricia la idea de una invasión para derrocar Hugo Chávez. No les importa que tengan que pagar un precio a lo Parvez Musharraf, que es islamita y va contra los suyos y contra sí mismo, ciego instrumento de apetencias extranjeras.
Ayer hablábamos de Arabia Saudita y su amorío imperial: más temprano que tarde tendrá dar muestras de fidelidad y cariño, yendo contra sí misma como nación islámica y contra su pueblo, como es el esquema del Gran Califa Imperial Norteño con sus odaliscas.
Al final queda algo como esto: cual bagazo, Parvez Musharraf llega al tope de su vida útil, restando esperar por su caída en breve, como presagia el gran marasmo de protestas en que ha sumergido a su país a raíz de la masacre, con gente que grita en la calles "Musharraf es un perro" y miles que juran venganza. A menos que...
A menos que el Departamento de Estado se olvide de todas las formalidades a que le obliga su "redentor" discurso democrático y defensor de los derechos humanos, y se lance a una descarada aventura repositoria de tiranos, como ya lo ha hecho muchísimas veces.
Fuera de algunos que puedan defender el punto con el argumento de "daños colaterales", ¿qué opina usted?
¿No le parece a usted insólito que en esta pretendida guerra civilizatoria que adelanta EEUU utilice para sus propósitos a miembros culturales de la misma civilización a ser exterminada?
Muchos -por fuerza- tendrán que verse algún día en el espejo de las desgracias ajenas.
De unos días para acá las cosas han empeorado con el llamado de Al Qaida a la Yihad o guerra santa, misma que, sin embargo, no ha demostrado gran efectividad debido a las incoherencias internas y a la incapacidad del mundo islámico para unificarse.


Blogalaxia: ~ Technorati:
Publicar un comentario