Compartir la entrada

jueves, 26 de julio de 2007

Los mosqueteros eclesiasticos de la vieja Orden Constitucional

Los mosqueteros de la Orden del Viejo Testamento y Sistema de Cosas Mundanas, Baltasar Porras (el que "cuidó" a Chávez cuando el golpe de estado 2.002), "Robert" Lucker (el copeyano sin pecado) y el inefable Urosa Sabino (quien carga sus palabras con "inocentes" dobles sentidos de oposición política), deberían dar un parado en su ciega y visceral carrera de partidismo político contra el presidente Chávez, invicto en eso de derrotar contrarios. Deberían sopesar un poco más responsablemente la suerte y el papel de la Iglesia Católica en una hora y en un país donde los cambios se piden a rabiar por las masas expoliadas durante décadas. Deberían pensar en la difunta PDVSA colonial, la casi extinta CTV y en los precámbricos partidos políticos, todos orgánicos opositores al "régimen". Conducen a la institución eclesiástica hacia un derrumbe de la sintonía con los feligreses, con todo y el vigor de sobrevivencia política que ha obstentado a largo de los siglos. Estoy seguro de que si dejan a un lado su ecuménica terquedad y se deciden a lo que deben, a trabajar por los desvalidos, a caminar cerros, a conjurar la tanta pobreza que ellos mismos pregonan existe, los venezolanos se lo agradecerían enormemente.
Publicar un comentario